Público
Público

Francia considera "una falta moral imperdonable" que un ministro tenga una cuenta en Suiza

El dimisionario responsable de Presupuestos ha reconocido públicamente que mintió tanto a Hollande como al fisco al negar inicialmente que tuviera dinero en el país helvético

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exministro francés de Presupuesto Jérôme Cahuzac reconoció este martes públicamente que mintió tanto al presidente de la República, François Hollande, como al fisco, al admitir que tuvo una cuenta no declarada en Suiza.

Hollande, en niveles mínimos de popularidad entre sus compatriotas, declaró en un comunicado oficial que ha recibido 'con gran severidad' las confesiones de su exministro y afirmó que ahora le toca a la Justicia 'sacar las consecuencias con total independencia'. 'Al negar la existencia de esa cuenta delante de las autoridades más altas del país y ante la representación nacional, ha cometido una falta moral imperdonable. Para un responsable político, hay dos virtudes principales: la ejemplaridad y la verdad', añadió.

La rápida imputación por blanqueo de dinero por parte de un juez de París añadió dramatismo al sorprendente reconocimiento público de Cahuzac, exministro nada menos que de Presupuesto y una de las figuras políticas de las que se espera respeto a todas las normas, pero especialmente a las fiscales. Cahuzac reconoció a través de su blog que mantuvo una cuenta en Suiza durante 'una veintena de años', en una declaración que echaba por tierra sus anteriores afirmaciones en las que negaba tal extremo. 'Estaba destrozado por los remordimientos', acertó a decir el exministro, contra quien pronto comenzaron a conocerse declaraciones de estupefacción de sus hasta hace poco compañeros de Gobierno.

Tras su reconocimiento, Cahuzac fue imputado por blanqueo de dinero y fraude fiscal, al cabo de una declaración de hora y media ante un juez especializado en finanzas del Tribunal de Gran Instancia de París, señaló su abogado a los medios de comunicación franceses. En la cuenta en cuestión, Cahuzac mantuvo unos 600.000 euros (unos 770.000 dólares), según la propia declaración del exministro, quien fue relevado del cargo el pasado 19 de marzo por Hollande tras la investigación abierta por la Fiscalía.

'Pido perdón al presidente de la República', indicó el exministro socialista en la declaración difundida en su blog, en la que reconoció que fue beneficiario de esa cuenta durante 'una veintena de años'. Cahuzac agregó que ha dado instrucciones para repatriar ese dinero a Francia y se excusó tanto ante sus compatriotas como ante sus excompañeros en el consejo de ministros y el resto de parlamentarios.

El entonces ministro llegó a negar categóricamente en la prensa y en el hemiciclo la existencia de dicha cuenta, revelada por la web de investigación Mediapart el pasado mes de diciembre. En un artículo titulado 'La cuenta suiza del ministro del Presupuesto', ese medio de comunicación se basaba en una grabación con la supuesta voz del político evocando la titularidad de esa cuenta en el banco UBS, en Ginebra, hasta 2010, antes de trasladarla presuntamente a otra entidad en Singapur. Entonces, Cahuzac calificó esas informaciones de 'difamatorias' y denunció a Mediapart ante los tribunales.

Cahuzac fue sustituido el 19 de marzo por Bernard Cazeneuve, hasta entonces ministro delegado de Asuntos Europeos. Este martes, otro de sus excompañeros de gabinete, el ministro de la Reconstrucción Productiva Arnaud Montebourg, prácticamente se quedó sin habla delante de la prensa al conocer la noticia: 'no tengo palabras', admitió.

Como era de esperar, entre las críticas menos amables estuvieron las de la oposición conservadora de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), uno de cuyos representantes, Christian Jacob, presidente de su grupo en la Asamblea Nacional, tachó de 'incalificable' el hecho de que el exministro hubiera mentido a la cámara.