Publicado: 22.01.2014 10:09 |Actualizado: 22.01.2014 10:09

Francia investiga a McDonald's por evadir 2.200 millones de euros

Según Hacienda, la multinacional ideó un mecanismo financiero a través de sus 300 franquicias para desviar fondos a su filiales en Suiza y Luxemburgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fisco francés investiga a la cadena de hamburgueserías McDonald's de la que sospechan que evadió más de 2.200 millones de euros desde 2009 a diversas filiales en Suiza y Luxemburgo para no pagar impuestos mediante un complejo montaje a través de sus franquicias, reveló hoy L'Express. Según la Hacienda francesa, esos montajes permitieron a McDonald's evitar el pago de entre 330 y 650 millones de euros en concepto de IVA y de impuesto sobre los beneficios, explicó el semanario en su sitio internet.

El ministro de Hacienda, Bernard Cazeneuve, señaló esta mañana, en una entrevista a la emisora de radio France Info, que no podía dar información sobre este caso porque está sometido al secreto fiscal y, con carácter general, afirmó que serán "implacables" contra el fraude. "La administración fiscal tiene medios para que, cuando estas prácticas existen, cesen", aseguró Cazeneuve.

La compañía estadounidense reconoció que "como la mayor parte de las grandes empresas, somos objeto de demandas de informaciones corrientes por la inspección de finanzas a las que siempre hemos respondido".

De acuerdo con L'Express el pasado 15 de octubre los investigadores llevaron a cabo un registro en la sede de McDonald's Francia en Guyancourt, en las afueras de París, a instancias del Tribunal de Versalles.

El mecanismo del supuesto fraude se asienta en las 300 franquicias, que explotan el 80% de los 1.300 restaurantes que el grupo tiene en Francia, donde McDonald's facturó el pasado año 4.350 millones de euros antes de impuestos. Esas franquicias tienen que pagar al gigante estadounidense en concepto de canon un 4% de sus ingresos para la publicidad y entre un 10% y un 20% en unas comisiones de explotación.

La gestión de ese dinero corre a cargo de una filial domiciliada en Luxemburgo, McD Europe Franchising, que en enero de 2009 abrió dos sucursales, una en Illinois, en Estados Unidos, y otra en Ginebra, en Suiza.

Esa filial luxemburguesa, que tiene 13 empleados, recibe los derechos de las franquicias en Europa y transfiere una cantidad anual a la multinacional, siempre según L'Express.

A través de ese dispositivo, su volumen de negocios sólo en el año 2012 fue de más de 1.000 millones de euros, con un beneficio neto de 172,4 millones. Y al tener la base en Luxemburgo, la tasa del impuesto de sociedades a la que estaba sometida era del 1,85 %, en lugar del 33,3 % en Francia.