Publicado: 29.11.2013 10:37 |Actualizado: 29.11.2013 10:37

Francia se prepara para una intervención militar en República Centroafricana

Hollande quiere enviar a un millar de hombres al país africano, antigua colonia gala rica en uranio y otros recursos minerales. Según París la votación de la ONU tendrá lugar la próxima semana para comenzar el des

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francia tiene previsto replegar los 320 militares que tiene actualmente la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) para aumentar su presencia en Malí y preparar su inminente intervención en República Centroafricana, según ha confirmado el comandante para el Mando Europeo de la Alianza Atlántica, Philip Breedlove.

París reconoció a la OTAN que tomaba esta decisión teniendo en cuenta sus "otros compromisos", si bien Breedlove no ha aclarado cuándo se produciría el repliegue galo y si sus soldados serán sustituidos por efectivos de otro país.

Este mismo martes, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, afirmó que su país está preparado para aumentar el contingente que tiene en la República Centroafricana ante el riesgo de implosión del país que puede afectar a toda la región. En declaraciones a la emisora France Culture, el jefe de la diplomacia señaló que el envío de los nuevos soldados, un millar, se hará en cuanto se apruebe una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU y el Gobierno centroafricano haga la petición formal.

El ministro de Exteriores galo asegura que el país está "al borde de la implosión" por la "exacerbación de las oposiciones religiosas"

Francia cuenta en la actualidad con 410 efectivos en el país y, según el primer ministro centroafricano, Nicolas Tiangaye, que ayer se reunió con Fabius, podría enviar otros 800 soldados. Fabius ha afirmado también que las fuerzas francesas tendrían como primer objetivo restablecer la seguridad en el país, que está "al borde de la implosión" por la "exacerbación de las oposiciones religiosas".

El ministro indicó que los rebeldes son de mayoría musulmana, frente a una población esencialmente católica, por lo que consideró que "hay un riesgo de el conflicto se transforme en una oposición religiosa".

La tensión religiosa como justificación de una posible intervención no ha cogido por sorpresa, teniendo en cuenta que el país africano fue colonia francesa hasta 1960 y cuenta con importantes reservas minerales, además de ser un importante productor de uranio, que juega un papel clave en el mapa energético francés.

Según el calendario desvelado por Fabius, Francia prevé que la semana próxima se vote la resolución en la sede de la ONU en Nueva York y el despliegue tendría lugar a mediados del mes próximo.

En enero, Francia emprendió una operación militar en Malí para contener el avance de grupos islamistas y actualmente cuenta en el país africano con unos 2.800 militares, aunque esta cifra podría verse incrementada. Un año después de comenzar los bombardeos contra los yihadistas y de la celebración de unas elecciones en la que participaron varios de los componentes del anterior gobierno, los franceses son incapaces de asegurar el norte del país a pesar de la colaboración de miles de efectivos africanos y del desvencijado Ejército de Malí.

Por otra parte, tampoco ha dado plazos específicos para la retirada de sus 320 hombres en Kosovo (KFOR). La fuerza de paz en Kosovo tendrá en cuenta "a corto plazo" la postura de Francia y la OTAN ya trabaja, en colaboración con "otros países", para resolver las consecuencias "a largo plazo".

Francia ha participado en la KFOR desde que la Alianza intervino en la antigua provincia serbia tras once semanas de bombardeos por parte del régimen de Slobodan Milosevic y de numerosos ataques de los serbios y de los kosovares, en aras de lograr su independencia. La misión ha pasado de contar con más de 50.000 efectivos en sus inicios a los 5.000 actuales, en su mayoría de Alemania, Estados Unidos e Italia.