Publicado: 18.07.2016 10:39 |Actualizado: 18.07.2016 13:54

Francia protegerá "lugares turísticos, playas y grandes eventos" y anuncia una nueva incursión en Siria e Irak

Centenares de personas han guardado un minuto de silencio en honor a las víctimas en el Monumento del Centenario del paseo de los Ingleses, donde tuvo lugar la matanza

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Centenares de personas abarrotan el Paseo de los Ingleses donde tuvo lugar la masacre de Niza durante el minuto de silencio este lunes/REUTERS

Centenares de personas se reúnen en el Paseo de los Ingleses, donde tuvo lugar la masacre de Niza, durante el minuto de silencio en honor a las víctimas este lunes/REUTERS

PARIS.- Francia se centrará en proteger este verano posibles objetivos terroristas como "lugares turísticos, playas y grandes eventos culturales y deportivos", ha anunciado este lunes el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

"No se puede garantizar el riesgo cero. Decir eso es decir la verdad a los franceses", ha subrayado tras participar, junto al presidente, François Hollande, en un consejo de ministros reducido con los titulares seguridad y defensa para abordar las consecuencias y la futura actuación del atentado de Niza del pasado jueves. Ha sido el tercero desde el ataque que el pasado jueves provocó 84 muertos y más de 300 heridos.

El titular de Interior repasó algunas de las decisiones que ha tomado el Gobierno desde ese ataque en el que murieron 84 personas, como mantener 10.000 militares patrullando Francia junto a policías y gendarmes.



Por su parte, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, ha indicado al término del consejo que el pasado domingo se efectuó una nueva incursión contra el Estado Islámico (EI) para acabar "con el cáncer" que presenta esa organización yihadista. La operación se ha centrado "en el feudo" de la organización, tanto Siria como Irak.

"Nuestras fuerzas siguen golpeando. Lo hicieron antes de ayer y de nuevo esta noche, para contribuir, dentro de la coalición, a erradicar ese cáncer", apuntó Le Drian, que no especificó la zona de los ataques.

El ministro se mostró convencido de que la misión antiterrorista Sentinelle del Ejército francés, que contribuye con 10.000 uniformados a la vigilancia del territorio nacional, "protege y disuade", y aseguró la movilización total de su Gobierno para garantizar la seguridad de los franceses.

La reunión, programada para las nueve de la mañana hora local, ha tenido lugar en el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa. Entre los asistentes han estado el primer Minisitro, Manuel Valls, y el titular de Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

El ministro de Interior frances, Bernard Cazeneuve y el de Defensa, Jean-Yves Le Drian en declaraciones tras el consejo de Defensa celebrado este lunes en París

El anuncio se ha producido el mismo día en que Francia ha guardado un minuto de silencio en honor a las víctimas. Un disparo de un cañón en la ciudad mediterránea de Niza ha marcado el inicio del homenaje silencioso en que se pidió a los vecinos que se concentraran alrededor del Monumento del Centenario del paseo de los Ingleses, donde se produjo la matanza y hoy se reunieron varios miles de personas.

Al término del mismo, el público ha cantado al unísono el himno nacional, La Marsellesa, en un acontecimiento que ha seguido en persona el primer ministro de Francia, Manuel Valls, abucheado a su llegada a la zona, mientras que el presidente, François Hollande, ha encabezado el tributo en París.

Un "lobo solitario" con problemas psicológicos

El atentado fue reivindicado posteriormente por el Estado Islámico (EI), pero según ha señalado este lunes el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, todavía no se han establecido vínculos entre Bouhlel y redes terroristas, por lo que no se descarta que fuera un "lobo solitario".

Cazeneuve ha admitido que el modus operandi se corresponde "totalmente a los mensajes de Daesh que llaman y provocan al terrorismo" pero ha añadido que "no se puede excluir que un individuo desequilibrado y muy violento, y parece que su psicología atestigua estos rasgos de carácter, se haya visto implicado, en una radicalización rápida, en este crimen absolutamente espantoso".

Según ha revelado la familia de Bouhlel, un tunecino de 31 años, el joven había recibido tratamiento psicológico antes de abandonar Túnez con destino a Francia en 2005.

Por otra parte, el ministro del Interior ha señalado que la investigación sobre el atentado "avanza, se están produciendo detenciones y el fiscal de la República tiene a su disposición todos los medios de la Policía judicial y los servicios antiterroristas".

Seis personas detenidas

La investigación judicial abierta ha permitido hasta ahora la detención de ocho personas. En total son seis las personas que se encuentran bajo arresto con motivo de la investigación de la masacre, tras la liberación de una persona el pasado domingo por la noche y de la exmujer de Bouhlel, quien tuvo tres hijos con él y del que llevaba unos dos años separada tras denunciarle por violencia de género.

El diario "Nice Matin" señala que tres de esas personas han sido ya transferidas a Levallois-Perret, a las afueras de París, para ser interrogadas en la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI).

"Vamos a interrogar a todos los que han estado en contacto con el autor del ataque (Mohamed Lahouaiej) Bouhlel, a establecer su círculo de relaciones", informó un investigador citado en la edición digital de ese periódico local. 

Le Pen y Sarkozy acusan a Hollande

Asimismo, el ministro de Interior Cazeneuve se ha referido veladamente a las críticas que ha recibido el Gobierno socialista desde la derecha y la extrema derecha por las medidas de seguridad en Niza.

El ministro del Interior, en nombre del presidente, subrayó la "obligación de dignidad y verdad para quienes tienen la palabra pública", sin más precisiones.

Anoche, el expresidente Nicolas Sarkozy acusó al Ejecutivo de no haber hecho lo suficiente para evitar una matanza como la de Niza, a lo que Cazeneuve y el primer ministro, Manuel Valls, reaccionaron con un comunicado inusualmente extenso en el que aseguraban que ningún otro Gobierno ha hecho tanto para frenar el terrorismo.

"Solo se puede resistir en un país tan duramente golpeado si se le dice la verdad a los franceses y si se les prepara para afrontar los desafíos unidos", concluyó el ministro su intervención ante la prensa.

El titular de Interior, que no se plantea dimitir, ha insistido en que la lucha antiterrorista "es extremadamente difícil", y en que crear un discurso de división y antagonismo "es justo lo que espera el EI (Estado Islámico) a través de los atentados que comete".