Diario Público
Diario Público

Francia reforzará la seguridad en las fiestas de fin de año por el yihadismo

Lo que llevamos de año las fuerzas de seguridad francesas han desbaratado 17 posibles atentados, 13 de ellos desde la masacre yihadista en Niza el 15 de julio pasado

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La Torre Eiffel de noche durante la crecida del río Sena en París, Francia. Bertrand GUAY / AFP

Imagen de archivo de la Torre Eiffel en París, Francia. Bertrand GUAY / AFP

PARÍS.- El Gobierno francés va a reforzar las medidas de seguridad durante las fiestas de fin de año en las concentraciones habituales, ya que el nivel de la amenaza terrorista es "fuerte", indicó hoy el ministro del Interior, Bruno Le Roux.

"Habrá una protección reforzada" con un incremento del número de militares que patrullan por las calles y que están desplegados para vigilar lugares sensibles en el marco de la operación Sentinelle, explicó Le Roux, en una entrevista a la emisora "RTL".

El titular de Interior precisó que esta misma mañana iba a discutir esa cuestión con su colega de Defensa, Jean-Yves le Drian, y recordó que actualmente hay 7.000 de esos militares operativos, y que el dispositivo de Sentinelle contempla un tope de 10.000.

"Cuando hay concentraciones de personas en Navidad, y quiero que las haya y que vengan los turistas masivamente a nuestro país (...) hay que garantizar su seguridad totalmente", subrayó. El dispositivo de protección antiterrorista se reforzará hasta Año Nuevo y luego se decidirá un reajuste.

Le Roux reiteró que en lo que llevamos de año las fuerzas de seguridad francesas han desbaratado 17 posibles atentados, 13 de ellos desde la masacre yihadista en Niza el 15 de julio pasado.

El ministro insistió en que todas las personas que vuelven a Francia después de haber estado en zonas controladas por los grupos yihadistas en Siria e Irak son objeto de controles. En concreto, de las 205 que han vuelto hasta ahora, 178 son objeto de procedimientos judiciales y los otros están siendo seguidos por los servicios secretos.

El Gobierno calcula que unos 800-900 franceses y residentes han ido a zonas controladas por el Estado Islámico en Siria e Irak, y que allí han muerto 230 en combates.