Público
Público

Francia trata de apuntalar a la débil oposición siria

París ofrece su apoyo al recién creado Consejo Nacional Sirio. El Gobierno francés se reúne con opositores al régimen de Bashar al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alentado por el éxito de su apoyo a la rebelión libia, el Gobierno francés saludó este viernes la creación, el jueves en Estambul, del Consejo Nacional Sirio, un organismo cuya vocación es hallar una voz única para la dividida oposición al régimen de Bashar al Asad.

Bernard Valero, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, expresó el apoyo de la diplomacia francesa a este Consejo, que reúne a 140 miembros, tras confirmar que funcionarios de su Gobierno se han reunido esta semana en París con opositores sirios.

Otra organización opositora celebrará hoy y mañana una conferencia en París

'Cualquier iniciativa para unir a la oposición y allanar el camino para una Siria democrática que respete a sus ciudadanos es positiva', recalcó Valero. El portavoz declinó luego precisar la identidad de los opositores libios.

Pero el deseo de aunar fuerzas que ha animado a quienes, tras semanas de negociación, se unieron en el Consejo creado en la capital turca, parece chocar con la realidad: la de una oposición aún dividida, a la que el régimen de Asad ha conseguido atomizar.

Mientras en Estambul los miembros del Consejo Nacional Sirio celebraban su cónclave, otro movimiento de oposición a la dictadura de Asad, la Coalición de Sirios Laicos y Democráticos, anunciaba una conferencia que se celebrará en París hoy y mañana. En ella se reunirán activistas, académicos y escritores para analizar el levantamiento popular en Siria y la represión de Damasco, que, según las Naciones Unidas, ya ha causado 2.600 muertos.

El embargo europeo al petróleo sirio se está revelando muy poco eficaz

Miembros del Consejo Nacional Sirio han anunciado que participarán en la conferencia de París, pero se trata de organizaciones diferentes, con propuestas para el futuro del país que no siempre coinciden.

'No estamos en contra del Consejo, pero tenemos nuestras propias propuestas con respecto a lo que debería suceder en Siria', dijo a Reuters Randa Kassis, uno de las organizadores de la conferencia de París.

Las fuerzas de seguridad sirias dan muerte a otros 30 opositores

La desunión de la oposición siria va pareja a la división de la comunidad internacional que, a diferencia del caso libio, no ha sabido encontrar un consenso que permita acabar con la sangrienta represión en Siria.

París, junto con EEUU y otros Estados europeos, está presionando en el Consejo de Seguridad de la ONU para que se adopten nuevas sanciones, así como una resolución de condena de la violencia ejercida por Damasco. Sin embargo, la férrea oposición de China y Rusia, así como de potencias emergentes como Brasil, India y Suráfrica, han cerrado el paso a una condena firme. Ni París ni Washington ni sus aliados se han planteado ni siquiera una acción militar.

En este contexto, el diario The Wall Street Journal deploraba este viernes que la dictadura de Bashar al Asad esté logrando 'desgastar' la rebelión, ejerciendo con total impunidad la represión. El embargo al petróleo sirio decretado por EEUU y la UE tampoco se está revelando eficaz, pues Siria está reorientando sus exportaciones a países como Rusia y China.

Asad resiste en el poder y los sirios pagan con su vida su ansia de democracia. También este viernes otros 30 opositores murieron tiroteados por las fuerzas de seguridad sirias.