Público
Público

Francisco: "Cuando nos paramos, algo no funciona"

En su primera homilía en italiano, durante la Misa que cierra el Cónclave en la Capilla Sixtina, el nuevo pontífice hace un llamamiento a la acción: "si no proclamamos a Jesús nos convertiremos en una ONG piado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Cuando caminamos, edificamos y confesamos sin llevar la Cruz de Cristo, obispos, cardenales, papas, somos mundanos pero no discípulos de Cristo'. Estas han sido las palabras de la primera homilía del Papa Francisco con los cardenales en la Capilla Sixtina, que duró unos pocos minutos.

De forma didáctica y sin dejar de gesticular con sus brazos, el nuevo Papa se detuvo en el elemento común de las dos lecturas y el evangelio: El movimiento en el camino, en la edificación de la Iglesia y en la confesión.  'Caminar, edificar, confesar', remarcó.

El nuevo Papa lanzó otro mensaje importante: dijo que si la Iglesia no proclama a Jesús 'nos convertiremos en una ONG piadosa, pero no en la esposa del Señor'.

El Papa afirmó que 'el Señor invita a caminar en su presencia', y recordó que 'la vida es un camino y cuando se para, la cosa no funciona'. 'Quando ci fermiamo la cosa non va', indicó en italiano, idioma en el que habló durante toda la homilía. Así, comenzó explicando que el Señor invita a caminar en su presencia y recordó que 'la vida es un camino y cuando se para, la cosa no funciona', añadió al tiempo que subrayó que 'quien no reza al Señor, reza a la mundanidad del diablo, al demonio'.

En ese sentido, el Papa afirmó: 'Hay que tener el coraje de caminar con la Cruz del Señor y edificar la Iglesia sobre la sangre de Cristo y de confesar la única gloria: Cristo crucificado'.

La Misa ha comenzado a las 17.00 horas, y se ha convertido en la primera ceremonia presidida por el nuevo Pontífice. Los 115 cardenales electores han llegado a la Capilla Sixtina de dos en dos y se han acercado a besar el altar precedidos por la Cruz.

Detrás de los purpuradas, llegó el Papa Francisco, que se ha acercado al altar y también lo ha besado. Después, ha dado una vuelta al altar con el incensario. Algunos cardenales, juntaron las manos hacia el cielo mientras rezaban, mientras que el Pontífice lo hac´zi con la cabeza inclinada y las manos juntas.

La primera misa del papa Francisco se desarrolló en latín, con algunas lecturas en italiano.