Publicado: 06.01.2014 19:18 |Actualizado: 06.01.2014 19:18

El frente ártico congela el norte y centro de EEUU

Lo que los meteorólogos llaman "vórtice polar" ha dejado las temperaturas más bajas en dos décadas en algunas regiones, con mínimas por debajo de los -30 grados y una sensación térmica de hasta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El frente polar está provocando una histórica ola de frío con las temperaturas más bajas en décadas en el norte y el noreste de Estados Unidos, con mínimas por debajo de los 30 grados centígrados bajo cero y rachas de viento que causan una sensación térmica de hasta -50 grados.

El frente, que afectará a unos 140 millones de personas de 26 estados, ha provocado ya casi 4.000 cancelaciones de vuelos y más de 9.000 retrasos, según el portal Flightaware, y ha dejado sin luz a cerca de 100.000 personas, según el canal meteorológico The Weather Channel.

Esta ola de frío se debe a lo que los meteorólogos han descrito como un "vórtice polar", un ciclón de aire extremadamente frío situado normalmente en el norte de Canadá, pero que estos días se ha desplazado hacia el sur y que llega acompañado de fuertes ráfagas de viento que pueden suponer un riesgo para la salud.

El vórtice se instaló este fin de semana en el norte del Medio Oeste estadounidense, donde ya se han registrado las mayores heladas de los últimos años y hay numerosas carreteras congeladas.

Ahora avanza en dirección sureste, de modo que lo peor del frente ártico, con temperaturas máximas bajo cero, se sentirá en la costa este a partir de esta noche local, con caídas repentinas del mercurio y una sensación de frío acentuada por el viento.

Casi medio país podría alcanzar temperaturas bajo cero el miércoles, cuando se espera que empiece a remitir la ola de frío, según el canal CNN.

En el aeropuerto O'Hare de Chicago se superó hoy el récord de la temperatura mínima más baja, que databa del siglo XIX y, con 26,1 grados Celsius bajo cero, se batió el registro de menos 25,5 grados de 1884, igualado en 1988, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

De acuerdo con los datos del Centro Nacional de Prevención Ambiental, en Montana se llegó la pasada madrugada a la sensación térmica más baja del país, con menos 52,7 grados Celsius en Comertown, y en Minesota, Iowa, Dakota del Norte y del Sur y Wisconsin se descendió por debajo 45 grados bajo cero.

También en ciudades más al sur, como Atlanta (Georgia) y Nashville (Tennessee), se han registrado las temperaturas más bajas de los últimos 20 años e incluso en el norte del estado de Florida se ha decretado una alerta por frío.

Para hoy, el Servicio Meteorológico Nacional ha pronosticado 36 grados bajo cero Celsius en Fargo (Dakota del Norte), 29 bajo cero en Madison (Wisconsin) y alrededor de 26 bajo cero en Minneapolis (Minesota), Indianápolis (Indiana) y Chicago (Illinois).

Ante esta situación, el Gobierno federal recordó el peligro de hipotermia y lesiones por congelación cuando el efecto térmico baja de menos 25 grados, y las diferentes autoridades estatales y locales están adoptando medidas de prevención excepcionales.

El alcalde de Indianápolis, Greg Ballard, decretó la alerta roja, la máxima advertencia de tráfico, que prohíbe circular con vehículos excepto en casos de emergencia o para buscar refugio, por primera vez desde 1978.

En el estado de Nueva York el gobernador, Andrew Cuomo, anunció el cierre de parte de una autovía que une la ciudad de Buffalo con el estado de Pensilvania para vehículos comerciales a partir de las 8 de la tarde, por el frío intenso.

En colegios y universidades de Illinois y Minesota se han suspendido las clases y, también en Minesota, la multinacional 3M mandó a sus trabajadores a casa.

En otras partes del país las autoridades recomendaron a los viajeros que carguen las baterías de sus teléfonos móviles y que lleven a bordo suministros para casos de emergencia, como mantas y algunos víveres.

Pese a que no está previsto que el vórtice polar traiga precipitaciones, su llegada se produce cuando parte de Estados Unidos aún está cubierta por el manto de nieve que dejó la tormenta "Hércules" la semana pasada y que provocó la muerte de 16 personas.