Publicado: 23.05.2014 00:00 |Actualizado: 23.05.2014 00:00

Frente Nacional: un ascenso provocado por los medios

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

A tres días de las elecciones europeas, los institutos de opinión pronostican de manera unánime un nuevo ascenso del Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen. La formación de extrema derecha, que oscila en torno al 21% y el 24% en intención de voto, podría ser la más votada, o quedar justo por detrás de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el principal partido de la derecha, sacando una clara ventaja al Partido Socialista (PS). Por desgracia, de confirmarse este domingo un resultado así, no sería ninguna sorpresa, y algunos analistas se preguntan si ese ascenso no ha sido creado en gran parte por los sondeos y los medios de comunicación.

Desde el pasado otoño, cuando aún no se conocía a la mayor parte de los candidatos, y con la actividad de todos los partidos políticos centrada en las elecciones municipales del mes de marzo, las encuestas empezaron a anunciar una victoria de Marine Le Pen en las europeas. Esos sondeos ocuparon las portadas de los periódicos que los habían encargado con titulares impactantes, como "El sondeo que da miedo" que utilizó Le Nouvel Observateur en su portada del 10 de octubre con un gran 24% sobre la cara de Le Pen.

Lo único que consiguió la amplia cobertura de los sondeos fue legitimar al FN

En ese momento se desencadenó una descabellada espiral de informaciones, que ya se había observado en otros periodos y con otros candidatos. La mayoría de los medios reaccionaron a ese impresionante resultado dedicando su tiempo y páginas a este partido de extrema derecha. Unos, para ilustrar la "dinámica" que mostraba dicho sondeo. Otros, para explicar las supuestas razones del "éxito" de Le Pen. Y los de más allá, para detallar su "plan de batalla".

Lo único que consiguió la amplia cobertura mediática ─aduladora incluso cuando intentaba mostrarse crítica─ fue legitimar al FN, dando credibilidad a la idea de que constituye una novedad y es una fuerza en ascenso. Como es natural, eso suscitó a su vez encuestas aún más favorables que no hicieron sino alimentar el interés de los medios por un partido que, desde el punto de vista de los directores de los periódicos, tiene además la ventaja de vender muchos ejemplares de papel.

El FN, que aún se queja del trato que recibe por parte de los medios, se ha beneficiado así de una cobertura constante y desproporcionada a partes iguales. En esta campaña por las europeas, I-Télé, uno de los dos canales de información 24 horas, le dio al FN el 26,2% del tiempo dedicado a la cobertura electoral entre el 14 de abril y el 9 de mayo, más que al PS y a la UMP.

Dirigentes del Front de Gauche creen que se busca el avance de la extrema derecha de forma deliberada

Sin embargo, las elecciones municipales no confirmaron lo que prevén esos sondeos tan halagüeños. Carente de candidatos suficientes y sin un verdadero arraigo a nivel nacional, el FN fue incapaz de conseguir más de 11 alcaldías (en Francia hay 36.600) y 1.544 concejales (de 500.000). Pero esto tampoco evitó que la mayoría de los medios hablara del shock que representa la irrupción de sus candidatos y la "hazaña" de su partido en unas elecciones a las que se presentaba con apenas 86 concejales salientes.

Un ejemplo muy representativo de la mentalidad de los medios dominantes es el del sondeo que publicó el 10 de mayo el instituto BVA con el título "Marine Le Pen, tan impopular como siempre, pero sigue avanzando". Un sondeo que, comparado con otro precedente del propio BVA de septiembre de 2013, lo único que ponía de manifiesto era que la valoración de la presidenta del FN había caído cuatro puntos y que la intención de voto al partido otros seis.

¿Se está buscando deliberadamente el avance de la extrema derecha? Varios dirigentes del Front de Gauche (FdG) creen que sí. Marine Le Pen es un "demonio útil " para las clases dirigentes, explica Jean-Luc Mélenchon. El líder del FdG no ha sido el único en darse cuenta de que los periódicos más afines al PS han sido los primeros en promocionar al FN y en promover la idea de que un buen resultado para el FN el próximo domingo permitiría al Gobierno de François Hollande y Manuel Valls ─que sigue la misma política económica y social que Nicolas Sarkozy─ mantener una mayoría que le costaría conservar sin la amenaza de una extrema derecha poderosa.

Una victoria del FN puede provocar que los electores le vean como la alternativa natural al PS y la UMP

Sea como sea, un resultado alto del FN este domingo ─a la altura del que le dan los sondeos─ constituirá un doble récord que alimentará un poco más su historia de éxito mediático. El FN irrumpió en la escena política nacional en 1984 precisamente en unas elecciones europeas, pero nunca consiguió superar el 11,7% de los votos con un electorado hostil a la UE y propenso a pasar de las urnas. De hecho, en 2009, sólo consiguió reunir un 6,3% de los votos, por lo que su mejor resultado hasta hoy en unas elecciones nacionales sigue siendo el 17,9% de las presidenciales de 2012.

Si los electores hacen que el FN gane, Marine Le Pen no va a tardar en sacar pecho y decir que su movimiento es a partir de ahora "el primer partido de Francia". Pero no será más que una victoria simbólica. Una veintena de eurodiputados no le van a dar más mecanismos de poder. En cambio, sí que provocará que los electores vean a la extrema derecha como la alternativa natural al PS y a la UMP.

El efecto más probable de una "victoria" de la extrema derecha el domingo se hará notar sobre todo en las formaciones de derechas y de centroizquierda. Como viene ocurriendo en Francia desde hace 30 años, con cada "empujón" del FN, lo más seguro es que "se dejen convencer fácilmente a la hora de utilizar más ideas y retórica de la extrema derecha", augura el profesor universitario Aurélien Mondon, para quien "esto aumentará todavía más el abismo democrático entre la élite y el pueblo" francés.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-fenomeno-le-pen-es-sobre-todo-un-tema-de-sobreexposicion-mediatica
http://www.quoners.es/debate/crees-que-surgira-en-espana-un-partido-unico-de-extrema-derecha