Público
Público

El fuego rodea Los Angeles y miles de personas dejan sus casas

Los Bomberos luchan con las llamas reavivadas por el viento en los alrededores de la que es la segunda ciudad más grande de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Los Bomberos de Los Angeles luchan con las llamas reavivadas por el viento en los alrededores de la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, en medio de un incendio que ha destruido al menos  700 casas y obligado a miles de personas a acudir a refugios.

Los incendios avivados por los fuertes vientos desde Santa Ana oscurecieron los cielos durante todo el sábado, quemando más de 4.000 hectáreas en media docena de comunidades en los alrededores de la ciudad. Unas 50.000 personas recibieron la orden de evacuar el sector pero hasta ahora no se han registrado muertos o heridos de gravedad.

El incendio de Sayre, que se originó durante la madrugada del viernes en una zona forestal cerca de Sylmar, al norte de Los Angeles, quemó unas 3.237 hectáreas y cientos de casas. Se publicó un mapa con el avance de las llamas en Internet.

Cerca de una quinta parte del brote de fuego en Sayre había sido contenido para el sábado por la noche y el Departamento de Bomberos del condado de Los Angeles era optimista sobre la posibilidad de controlar el incendio, siempre y cuando los vientos procedentes del desierto no aparecieran de nuevo.

'Estamos a merced del viento. La madre naturaleza no ha sido muy buena en las últimas 15 horas', dijo el alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa.

Otro brote de incendio acechaba el sureste de Los Angeles el sábado en los condados de Orange y Riverside, devorando 809 hectáreas en las comunidades de Yorba Linda, Brea, Anaheim y Corona. Más de 100 apartamentos y casas resultaron dañados o destruidos.

En Anaheim, 12.600 personas recibieron la orden de evacuar, mientras que a otras 10.000 se les solicitó que abandonaran sus hogares en la zona de Sylmar, dijeron responsables.

Los bomberos aún estaban luchando con llamas que persisten después de dos días en el enclave de famosos de Montecito, más cerca de Santa Barbara, donde 210 viviendas quedaron destruidas. El incendio en la comunidad apodada como la 'Riviera de Estados Unidos' estaba controlado en casi de un 60 por ciento, según una portavoz.