Publicado: 10.10.2015 09:44 |Actualizado: 10.10.2015 12:15

Las fuerzas israelíes matan a 7 palestinos en enfrentamientos en Gaza y Cisjordania

Hay cientos de heridos. El líder de Hamás en la Franja, Ismail Haniyé, habla de una nueva Intifada

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un palestino muestra su mano manchada de sangre en la frontera este de Gaza. EFE

Un palestino muestra su mano manchada de sangre en la frontera este de Gaza. EFE

JERUSALÉN. -Las últimas tensiones entre israelíes y palestinos han vuelto a reavivar el conflicto en Oriente Próximo.

En Hebrón, un joven de 19 años fue abatido después de apuñalar a un policía israelí. En la Franja de Gaza, al menos seis palestinos han muerto y otros 20 fueron heridos el viernes por disparos de las fuerzas israelíes después de que varios manifestantes lanzaran piedras y quemaran neumáticos en una manifestación de apoyo a las protestas en Jerusalén, según han informado fuentes sanitarias de Gaza.  Entre los manifestantes fallecidos figura un adolescente de 15 años.

La movilización fue convocada en solidaridad con los palestinos de Cisjordania y Jerusalén tras una serie de ataques palestinos contra israelíes y las represalias de judíos contra árabes.

Una portavoz militar israelí ha señalado que las tropas "han disparado contra los principales instigadores" para "detener su avance y dispersar la revuelta" y varios testigos han afirmado que los disparos fueron efectuados por francotiradores que estaban en los puestos de control de la valla fronteriza, a una distancia de unos 400 metros del lugar en el que los palestinos estaban manifestándose.

El Gobierno de Israel mantiene una zona de seguridad que abarca unos 300 metros de la frontera hacia la Franja de Gaza. Hamás y otros grupos de milicianos palestinos tienen torres de vigilancia y puestos de guardia situados tras esa zona tapón.



"Nueva intifada"

El líder de Hamás en Gaza, Ismail Haniyé, ha reclamado a los palestinos que refuercen sus acciones contra Israel y han descrito el resurgimiento de la violencia en Jerusalén y en Cisjordania como el principio de un nuevo levantamiento o Intifada. "Es viernes, es el día de la ira... es el día que representará el inicio de la nueva intifada en toda la tierra de Palestina", ha afirmado Haniyé, en su discurso ante sus seguidores tras el rezo del viernes. "Damos almas y sangre por Jerusalén. Jerusalén y Al Aqsa son parte de la religión", ha asegurado, para después definir como "héroes" a los autores de apuñalamientos de israelíes.

"Gaza está del lado de la batalla de Jerusalén... Gaza está totalmente preparada", ha subrayado, antes de reclamar que todos los palestinos defienda el complejo de la Mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, el foco de las tensiones con Israel.

Al menos catorce palestinos han muerto y otros 1.000 han resultado heridos tanto por munición real como por balas recubiertas de goma por disparos de las fuerzas israelíes en Cisjordania y la Franja de Gaza desde el pasado 1 de octubre, según ha denunciado el Ministerio de Salud palestino.

Palestina ha pedido la intervención "urgente" de las Naciones Unidas para proteger de Israel a la población civil después de la ola de violencia que sacude la región estos últimos diez días.