Público
Público

Los fundadores del Mercosur echan a Venezuela por incumplir obligaciones

El Gobierno de Maduro califica la decisión de "golpe de Estado" de la "derecha imperial" y anuncia que seguirá en la asociación comercial latinoamericana

Publicidad
Media: 2
Votos: 5
Comentarios:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.- REUTERS

ASUNCIÓN.- El giro neoliberal en América latina se cobra una nueva víctima. Los cuatro países fundadores del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- han cesado la pertenencia de Venezuela a esta organización comercial suramericana, según han comunicado estos países. Vanezuela cesa de ejercer sus "derechos inherentes" como Estado parte del bloque regional, tras haber incumplido las obligaciones asumidas en el Protocolo de Adhesión, según ha informado la Cancillería paraguaya.

La decisión fue notificada a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, por sus homólogos de esos países: la argentina Susana Malcorra, el brasileño José Serra, el paraguayo Eladio Loizaga y el uruguayo Rodolfo Nin Novoa, de acuerdo con la fuente. No obstante, el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a aceptar su expulsión, que considera un "golpe de Estado".

En la comunicación, los cancilleres, integrantes del Consejo Mercado Común (CMC), el principal órgano de decisión del Mercosur, anuncian "el cese del ejercicio de los derechos inherentes a su condición de Estado Parte del Mercosur de la República Bolivariana de Venezuela".

La medida obedece a que se ha constatado "la persistencia del incumplimiento de las obligaciones asumidas por Venezuela" en base a lo dispuesto por la Declaración Conjunta Relativa al Funcionamiento del Mercosur y al Protocolo de Adhesión de la República Bolivariana de Venezuela al bloque.

En ese sentido, se recuerda que en septiembre de este año se dispuso la fecha del 1 de diciembre como plazo para verificar "el estado de cumplimiento de las obligaciones asumidas por Venezuela" en ese Protocolo.

Se subraya también que el Gobierno venezolano expresó en varias comunicaciones la imposibilidad de incorporar normas específicas del Mercosur a su ordenamiento jurídico nacional.

La suspensión entra en vigor a partir de hoy y se extiende hasta que los firmantes del Tratado de Asunción, del que nació el Mercosur, "convengan" con el Gobierno venezolano "las condiciones para restablecer el ejercicio de los derechos como Estado Parte".

Venezuela lo considera un "golpe de Estado"

​​Maduro, entretanto, evitó pronunciarse sobre el tema pese a que aprovechó una larga alocución para denunciar que un "acompañante" del diálogo político con la oposición es cómplice de unas supuestas maniobras internacionales para sabotear ese espacio de conversaciones con la ayuda del gobernante estadounidense, Barack Obama.

Maduro acusa a "la derecha imperial" interconectada con EEUU a la cabeza

El presidente señaló que la "derecha imperial" está interconectada para hacerle daño a Venezuela y que Obama se va de la Presidencia desesperado y lanzando "coletazos de odio, de venganza contra Venezuela".

También dijo que la MUD y las "mafias colombianas" han montado una inmensa operación para dar un "golpe de Estado económico" y "dejar al país sin papel moneda", que ha escaseado las últimas semanas.

"Vengo a denunciar este golpe de Estado económico, monetario, de los sectores financieros internacionales y de algunos sectores financieros nacionales contra la tranquilidad de nuestro pueblo", afirmó el presidente. Maduro aseguró que su Gobierno resistirá todos los ataques y pidió al pueblo mantenerse en estado de alerta frente a la ofensiva de la derecha.

Momentos después del anuncio, la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró que su país no había sido notificado de la suspensión del bloque y señaló que lo que estarían haciendo los miembros fundadores del mecanismo, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, sería un "golpe de Estado" en el seno del Mercosur.

"Cualquier actuación a las espaldas de esta legalidad y de este sistema es absolutamente nulo, írrito y no tiene para nosotros ningún tipo de efecto, Venezuela anuncia que seguirá siendo parte de Mercosur, y seguimos ejerciendo la presidencia protémpore de este organismo subregional", indicó Rodríguez.

Además, afirmó que, en cuatro años, Venezuela había incorporado en un 95% el acervo normativo del Mercosur a su legislación, mientras que, según dijo, algunos miembros fundadores lo han cumplido en un 75%.

El anuncio de la suspensión se produce en la misma semana en que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, comunicó a los Estados miembros del Mercosur que Venezuela está "en condiciones" de adherirse a una parte del protocolo normativo del bloque subregional.

Meses antes, en agosto, Venezuela informó al resto de socios de que asumía la presidencia temporal del bloque, algo que fue abiertamente rechazado por Paraguay, que lo calificó de "autoproclamación".

Una larga crisis

La decisión venezolana provocó la mayor crisis en el Mercosur desde que Paraguay fue suspendido en 2012, tras la destitución del presidente Fernando Lugo en un juicio parlamentario.

Venezuela hizo valer su asunción de la presidencia, que se traspasa cada seis meses de acuerdo al orden alfabético, tras el fin del mandato temporal de Uruguay, a finales de julio.

La Cancillería paraguaya fue una de las más activas a la hora de rechazar esa asunción, en un principio basándose en que se trataba de una decisión "unilateral", al no realizarse en el marco de la tradicional cumbre de jefes de Estado del Mercosur.

Posteriormente, esa Cancillería destacó que Venezuela seguía sin adherirse a normativas internas del Mercosur, como el protocolo en materia de derechos humanos redactado en la pasada cumbre del bloque, celebrada en diciembre de 2015 en Asunción.

A mediados de septiembre, Argentina, Brasil y Paraguay, con la abstención de Uruguay que permitió el consenso, decidieron que, si para el 1 de diciembre Venezuela no se había puesto al día con el Mercosur, sería suspendida por tiempo indeterminado.

Venezuela, que ingresó en el bloque en 2012, tras la suspensión de Paraguay, tenía desde entonces un plazo de cuatro años para adecuar su normativa nacional a las exigencias del Mercosur para completar su adhesión al ente regional, tiempo que expiró el 12 de agosto.

Está previsto que la presidencia temporal del Mercosur pase en diciembre a Argentina, tras la reunión preparatoria que celebraron a finales de noviembre en Buenos Aires los coordinadores nacionales del Grupo Mercado Común.

El inicialmente llamado Mercado Común de Sur fue creado en 1991 por el Tratado de Asunción, firmado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.