Publicado: 19.10.2016 15:07 |Actualizado: 19.10.2016 15:10

Un furgón policial arrolla a varios manifestantes en Filipinas

Una protesta en Manila ante la embajada de EEUU se salda con unos 80 heridos

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un furgón policial atropella a manifestantes que protestaban ante la embajada de Estados Unidos en Manila. - EFE

Un furgón policial atropella a manifestantes que protestaban ante la embajada de Estados Unidos en Manila. - EFE

MANILA.- Un furgón policial ha atropellado este miércoles en repetidas ocasiones a varios manifestantes durante los enfrentamientos registrados durante una manifestación contra Estados Unidos ante la embajada estadounidense en Manila.

Un vídeo publicado en YouTube por el diario The Inquirer muestra cómo decenas de manifestantes zarandean un furgón policial cuando pasa entre ellos, hasta que el conductor decide dar marcha atrás a toda velocidad para intentar atropellarles e, instantes después, cambia el sentido de la marcha y arrollar a varios manifestantes a su paso.

Las imágenes permiten ver cómo el vehículo policial acelera para alcanzar a los manifestantes, primero marcha atrás y luego hacia adelante e incluso se observa a una manifestante que queda atrapada bajo la rueda del furgón y sale por su propio pie cuando el vehículo vuelve a dar marcha atrás.



Unas 80 personas, entre manifestantes y policías, han resultado heridas durante la protesta ante la delegación estadounidense en la capital filipina, según informan diversos medios locales. Los manifestantes pedían el fin de la presencia de las tropas de EEUU y expresaban su apoyo a la política exterior del presidente filipino, Rodrigo Duterte. 

Marcelino Pedroso, subdirector de operaciones de la Policía de Manila, que alega que los manifestantes no tenían permiso para celebrar la protesta, ha intentado excusar al conductor del furgón alegando que su actuación se debió posiblemente al pánico. Al menos 29 personas fueron arrestadas por los oficiales, según los convocantes de la manifestación.

Las relaciones bilaterales entre Filipinas y EEUU se han deteriorado desde la investidura de Duterte en junio pasado, cuando inició una violenta campaña contra la droga que ha causado cerca de 3.700 muertos y que ha sido muy criticada por Washington, entre otros.EEUU y Filipinas, aliados históricos, compartían hasta ahora una misma estrategia frente a Pekín en el conflicto territorial del mar de China Meridional, por lo que Washington ha apoyado a Manila en la modernización y entrenamiento de sus Fuerzas Armadas.

Entre las últimas ocurrencias de Duterte, quien a sus 71 años no se muerde la lengua, ha denunciado una conspiración para deponerlo con la participación de la CIA estadounidense. El mandatario filipino también mandó al "infierno" al presidente de EEUU, Barack Obama, a quien previamente llamó "hijo de puta".