Público
Público

El G-20 mira para otro lado y apunta a los gobiernos

La presidencia del grupo se queda muda frente a la protesta y se niega a hacer cualquier valoración de conjunto sobre el movimiento  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras varios cientos de personas se sumaban desde las calles de París a esta convocatoria global, la capital francesa acogía la reunión de los ministros de Finanzas del G-20.

La presidencia del G-20 se quedó ayer muda frente a la protesta y se negó a hacer cualquier valoración de conjunto sobre el movimiento. Contrariamente a la costumbre del presidente Nicolas Sarkozy, siempre dispuesto a 'moralizar el capitalismo', en la jornada del 15-0, París, que preside el G-20 hasta fines de año, echó balones fuera y dijo que es un asunto de cada Gobierno.