Publicado: 31.07.2014 21:12 |Actualizado: 31.07.2014 21:12

Gaza, área de desastre humanitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 27 palestinos han muerto este jueves y varias decenas resultaron heridos en la vigésimo cuarta jornada de bombardeos israelíes contra Gaza, que continuarán hasta que Israel termine con la red de túneles de Hamás, como ha manifestado el primer ministro, Benjamín Netanyahu. Los ataques han dejado ya 1.395 muertos y más de 8.000 heridos.

Tras la jornada del miércoles, la más sangrienta hasta la fecha, en las que murieron 119 palestinos y 500 resultaron heridos, aviones de combate y tanques israelíes golpearon de nuevo la Franja. Según el ministerio de Sanidad en Gaza, las víctimas de hoy se produjeron en diversos ataques contra la ciudad de Gaza, la ciudad meridional de Jan Yunis, y las de Deir Al Balah y Yabalia, informó la agencia de noticias palestina Maan.

Precisamente en la ciudad de Gaza las oficinas del colaborador de la Agencia EFE en la franja fueron alcanzadas por un proyectil de artillería israelí, que causó grave daños materiales. Hoy mismo, la agencia palestina Maan comunicó que nueve periodistas palestinos han muerto en la Franja desde que Israel comenzó la operación "Margen protector", un número inusualmente alto de víctimas entre los profesionales de la comunicación, según apuntó dicho medio.

La Agencia de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), denunció en un informe difundido entre los medios que al menos 240.000 personas han buscado refugio en sus escuelas y otros edificios públicos tras ser forzadas a evacuar sus hogares o haberlos perdido. Además, cifró en alrededor de 200.000 los palestinos en la franja que han sido acogidos por familiares. Mientras, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, declaró hoy Gaza "área de desastre humanitario" y urgió a la comunidad internacional a protegerla y proveerle asistencia.

Por su parte, el Ejército israelí informó de que el promedio de cohetes lanzados desde la franja se mantuvo en torno a los 60 durante la jornada, y superan los 2.800 desde el 8 de julio, cuando comenzó la operación sobre Gaza. Al menos una docena de ellos impactó en territorio israelí mientras que otros dos fueron interceptados por el sistema antimisiles "Cúpula de Hierro" sobre el área de Tel Aviv. En uno de los ataques en la ciudad de Kiriat Gat, tres israelíes resultaron heridos y una vivienda fue dañada. Fuentes castrenses comunicaron también que sus tropas abatieron a un miliciano palestino cuando emergía de uno de los más de 30 túneles que comunican la franja de Gaza con Israel y que han sido localizados durante la operación.

Y mientras el número de muertos palestinos sigue creciendo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió esta mañana de que Israel no detendrá la ofensiva iniciada contra la infraestructura militar de Hamás hasta que se encuentre una respuesta al problema de los túneles que unen la franja con Israel. "Estamos decididos a completar nuestra misión con o sin alto el fuego", afirmó Netanyahu en una comparecencia de prensa en Tel Aviv junto al ministro de Defensa, Moshé Yaalón, y el jefe del Ejército, Beny Gantz, poco después de una reunión del Consejo de Ministros.

En el encuentro, Netanyahu insistió en que "no aceptará una situación que no permita al Ejército completar esa misión", que pasa por dinamitar todos los corredores subterráneos encontrados hasta ahora y construidos por Hamás. Las tropas israelíes, que entraron en Gaza por tierra el pasado día 17 y conocían la existencia de una decena de túneles, han descubierto hasta ahora otros veinte, además de casi 60 pasadizos y corredores que conducen a ellos.

Para continuar con la labor, el Ejército israelí ha llamado a filas en las últimas hora a 16.000 reservistas con el objeto de que puedan reforzar y reemplazar a tropas actualmente de operaciones en Gaza, que contabilizan 56 bajas hasta la fecha. Tras el anuncio de Netanyahu, Khalil Al Haya, miembro del departamento diplomático de Hamás, aseguró que Israel "está buscando una salida" tras sufrir "los golpes de las fuerzas de la resistencia". "La única salida (para terminar con la situación bélica) es la aceptación de los términos de la resistencia", subrayó Al Haya declaraciones recogidas por el diario israelí Haaretz en su edición digital.