Publicado: 09.07.2014 20:08 |Actualizado: 09.07.2014 20:08

"Gaza sangrando, y el mundo mirando"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de personas se han concentrado a las 19:00 horas de la tarde de este miércoles en la madrileña Plaza de Callao para denunciar la situación que vive Palestina, y concretamente Gaza, donde, a causa de la última campaña militar israelí, llamada Operación Margen Protector, han muerto en la madrugada del lunes al martes al menos 42 personas, diez de ellas niños, y 250 han resultado heridas.

Con gritos de "Gaza sangrando, y el mundo mirando", "estado sionista, estado terrorista", "no es una guerra, es un genocidio" y "que viva la lucha del pueblo palestino", los manifestantes han exigido el derribo del Muro de Cisjordania cuando se cumple el décimo aniversario de la resolución de la Corte Internacional de Justicia en que el muro se declaró ilegal.

Se ha construido un muro simbólico con cajas de cartón para representar al Muro de la Vergüenza, para "denunciar que tienen que derribarlo y no lo han hecho", según ha explicado Héctor Grad, miembro de BDS Madrid, una de las asociaciones convocantes, y de la Red Internacional de Judíos Antisionistas.

Gaza, donde viven cerca de un millón y medio de personas y que lleva cercada desde 2007, es "la cárcel más grande del mundo", ha asegurado. El Muro de la Vergüenza "separa a los palestinos de sus colegios, de sus terrenos, aísla pueblos", señala.

Concentración en Callao en denuncia del bombardeo sobre Gaza. Irene Blanco

Grad afirma que el objetivo de los manifestantes es "transmitir la situación de Gaza y que todo el mundo sea más consciente", por un lado, y por otro "que el gobierno español adopte medidas más decididas". "Israel está afiliado a la Unión Europea como socio preferente", apunta, "y no aplica los derechos humanos".

En el manifiesto leído durante la protesta, han denunciado que el gobierno de Israel "no admite su responsabilidad" en la muerte de los tres jóvenes colonos israelíes y que, tras "diez años de impunidad", exigen "el cumplimiento de la sentencia histórica del Muro". Han demandado "solidaridad con el pueblo palestino" y han animado a romper la "impunidad de Israel".

Se ha guardado un minuto de silencio por los fallecidos en Gaza y, después, se ha destruído de forma simbólica el muro de cartón construido previamente en la plaza, bajo el lema "rompamos el Muro del silencio y de la impunidad de Israel. Contra el apartheid".