Publicado: 18.08.2014 11:09 |Actualizado: 18.08.2014 11:09

El gobernador de Misuri suspende el toque de queda en Ferguson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador del Estado norteamericano de Misuri, Jay Nixon, ha suspendido el toque de queda en Ferguson para la noche de este lunes, dos días después de imponerlo en un intento de hacer frente a los disturbios que se originaron en el suburbio de St. Louis después de que un agente blanco matase a tiros a un joven negro hace cerca de una semana.

Nixon había movilizado a la Guardia Nacional para hacer frente a los disturbios en Ferguson, que se prolongan desde hace ya más de una semana tras la muerte del joven afroamericano vecino de esa localidad, John Brown, de 18 años, por los tiros de un agente blanco. Justo este lunes se ha conocido que Brown, que iba desarmado, recibió seis disparos, dos de ellos en la cabeza.

La respuesta policial a las protestas, con un despliegue de medios casi militar, enardeció aún más a los manifestantes y el pasado sábado fue decretado el toque de queda en la localidad, donde el sábado fueron detenidas siete personas y una fue hospitalizada en estado crítico. A la pregunta de si el toque de queda se mantendrá durante los próximos días, el gobernador expresó que "podría ser" aunque su deseo es que baje la tensión.

La orden ejecutiva de enviar a la Guardia Nacional firmada por el gobernador, que ya había relevado a la Policía local cuando fue reemplazada por la Patrulla de Carreteras estatal, asegura que la medida pretende restablecer la paz y el orden, así como proteger a los ciudadanos de Ferguson. El gobernador asegura que las protestas pacíficas se han visto alteradas por actos de violencia criminal perpetrados por un número creciente de individuos, muchos de ellos ajenos a Ferguson y al estado de Misuri. "Condenamos estas actividades criminales, incluidos los tiroteos contra las fuerzas de seguridad y los civiles así como el lanzamiento de cócteles molotov, los saqueos y los intentos de bloquear carreteras y asaltar el puesto de mando unificado", señala el comunicado oficial.

Human Rights Watch envió a dos representantes a Ferguson para estudiar la respuesta policialLa organización de derechos humanos Human Rights Watch envió a dos representantes a Ferguson para estudiar la respuesta policial a las protestas y reunirse con miembros de la comunidad, así como con autoridades locales y del estado de Misuri, al que pertenece la ciudad, para documentar los recientes sucesos. 

Familiares, amigos y ciudadanos de Ferguson pidieron este domingo justicia en un acto en el que el reverendo Al Sharpton y Martin Luther King III, hijo del activista de los derechos civiles, pidieron paz, unidad y un mayor acercamiento de la policía a la comunidad afroamericana. "Nuestros departamentos de policía necesitan relaciones humanas diversidad y entrenamiento de sensibilización", dijo Luther King ante la mirada de los padres del joven, Lesley McSpadden y Michael Brown, quien lució una camiseta negra con una foto de su hijo en la que se leía "No justicia. No paz".