Publicado: 04.08.2015 19:05 |Actualizado: 04.08.2015 19:20

El Gobierno alemán destituye al Fiscal federal por investigar a un blog

Mientras el ministro de Justicia subraya que su confianza en el trabajo del fiscal Harald Range "está rota de manera irreparable", Alemania debate si este es un caso en el que ha habido una intromisión en la libertad de prensa.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
El fiscal federal alemán Harald Range da una rueda de prensa sobre la investigación del blog periodístico 'netzpolitik.org'. EFE/Wolfram Kastl

El fiscal federal alemán Harald Range da una rueda de prensa sobre la investigación del blog periodístico 'netzpolitik.org'. EFE/Wolfram Kastl

BERLÍN.- El ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, destituyó este martes al Fiscal federal, Harald Range, por la investigación abierta a un blog periodístico por presunta "alta traición", cuestión que el Ejecutivo rechazó en defensa de la libertad de prensa y también anunció que su sucesor será el hasta ahora fiscal general de Múnich, Peter Frank.

"Mi confianza en el trabajo del fiscal está rota de manera irreparable", dijo el ministro, para añadir que por lo tanto es cesado en el cargo y pasa a la jubilación, en una decisión adoptada de acuerdo con la Cancillería. "Las declaraciones del fiscal federal hoy y su actuación no son tolerables y trasladan a la opinión pública una impresión falsa", subrayó.

Este lunes, la portavoz del Ejecutivo germano, Christiane Wirtz, defendió la libertad de prensa como "un bien valioso y sensible" y mostró sus dudas ante la investigación previa abierta por la Fiscalía federal del país contra un blog periodístico por un presunto delito de alta traición.  La portavoz del Ejecutivo,  señaló que la canciller, Angela Merkel, comparte totalmente las apreciaciones del ministro de Justicia, Heiko Maas, que el pasado viernes mostró su desconcierto ante el proceder de la Fiscalía, objeto de crecientes críticas en el país.



La semana pasada, el portal Netzpolitik.org, uno de los blogs de contenido político más conocidos de Alemania, dijo que la fiscalía les había comunicado formalmente la apertura de una investigación por un presunto delito de alta traición. El blog había revelado extractos de documentos confidenciales de la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV), los servicios secretos de Interior, centrados en la creación de una unidad para la vigilancia de Internet y para la detección y análisis de perfiles de radicales y extremistas en las redes sociales.

La polémica comenzó nada más conocerse la apertura de la investigación y aumentó con las críticas del Ministerio de Justicia y de la Cancillería al fiscal, quien este martes, antes de ser cesado, se defendió de las acusaciones. "Influir en una investigación, porque los posibles resultados de la misma no parezcan oportunos, es una intromisión intolerable en la independencia del poder judicial", manifestó.

Según Range, con el fin de garantizar la objetividad de su investigación pidió un informe externo independiente sobre si la difusión de los documentos por Netzpolitik.org suponía un caso de revelación de secretos de Estado, extremo que el perito confirmó el lunes en una primera valoración. Range añadió que informó de inmediato al Ministerio de Justicia y éste le ordenó paralizar las pesquisas. Por el contrario, el titular de ese departamento aseguró que fue el viernes cuando ambos acordaron "de manera conjunta" no seguir adelante, sin saber cuáles podían ser las conclusiones del informe.

Debate en Alemania sobre la independencia del poder judicial

Range fue nombrado al cargo en 2011, bajo la anterior coalición de gobierno entre los conservadores de Merkel y el Partido Liberal (FDP), formación en la que el fiscal milita. Su puesto está adscrito al Ministerio de Justicia, que dirigía la también liberal Sabine Leutheusser-Schnarrenberger cuando él accedió al cargo.

El pulso entre el fiscal y el actual ministro, el socialdemócrata Heiko Maas, ha desatado un debate en Alemania acerca de la independencia del poder judicial. Así, desde la Federación Alemana de Jueces se expresó este martes el respaldo al fiscal y el rechazo a toda injerencia política en su tarea, mientras que desde el ámbito político se recordaba su vinculación directa al Ejecutivo.

En sus cuatro años al frente de Fiscalía Federal, Range ha dirigido la investigación de casos como los asesinatos cometidos por la célula neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista -responsable de la muerte de nueve inmigrantes entre 2000 y 2007- y el presunto espionaje masivo de la Agencia Nacional estadounidense de Seguridad (NSA).

El caso ha sido comparado con la demanda por alta traición presentada en 1962 contra el semanario Der Spiegel por publicar en plena Guerra Fría un artículo sobre unas maniobras de la OTAN y los planes de compra de armas del entonces ministro alemán de Defensa, el bávaro Franz Josef Strauss. El director de la revista, Rudolf Augstein, pasó tres meses en la cárcel y el autor del artículo fue detenido en España, pero el caso derivó en una campaña de solidaridad con el semanario y en favor de la libertad de expresión, además de en un escándalo político que culminó con el relevo de Strauss.