Publicado: 28.11.2013 07:00 |Actualizado: 28.11.2013 07:00

El Gobierno británico desmiente a Margallo sobre la valija diplomática

El secretario de Estado para Europa, David Lidington, dice que el ministro de Exteriores pidió disculpas por violar la Convención de Viena, un "incidente" que había negado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno británico desmintió ayer al ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, quien un día antes había asegurado que lo que inspeccionó la Guardia Civil en la frontera con Gibraltar no era "una valija diplomática, según el Convenio de Viena". El hecho motivó una queja oficial, presentada el lunes ante el Ministerio por funcionarios de la embajada británica en Madrid, que acusaron a España de haber cometido una "grave violación" . Mientras Margallo declaraba que no se había producido ningún "incidente", Exteriores se disculpaba el mismo martes ante Londres, según el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington.

"La explicación que hemos recibido de España fue que se produjo un error a nivel operativo subalterno en la frontera entre Gibraltar y España, y que el funcionario de mayor rango que se encontraba presente puso fin a esta interferencia con nuestra correspondencia oficial tan pronto como fue consciente de lo que estaba sucediendo", afirmó ayer Lidington en una declaración escrita enviada al Parlamento británico.

El secretario de Estado para Europa dejó claro que Exteriores le aseguró que "estas acciones no volverán a repetirse", por lo que se mostró confiado en que "España cumplirá por completo con sus obligaciones en virtud de la Convención de Viena y la legislación internacional". Estas palabras refutan lo esgrimido por Margallo, que se mostró esquivo y negó el incidente, considerado en cambio como una interferencia grave por Londres.

Según Lidington, el 22 de noviembre dos valijas gubernamentales que contenían correspondencia oficial y estaban claramente marcadas como tales fueron abiertas por funcionarios españoles mientras estaban en tránsito. "Tomamos cualquier violación de estos principios muy seriamente", advirtió el secretario de Estado, lo que motivó que la embajada en Madrid solicitase una "explicación urgente" de lo sucedido.

Por el momento se desconoce quién era el encargado de transportar la valija y aún no están claras las circunstancias en las que se produjeron los hechos, aunque García Margallo insistía ayer en argumentar que "la valija no ha salido de una embajada o un Ministerio". Sin embargo, las autoridades gibraltareñas no dan crédito a sus palabras y consideran que las excusas transmitidas al Gobierno británico contradicen la versión que el ministro ofreció a los medios españoles: "No hay incidente porque no se trata de una valija diplomática".