Público
Público

El Gobierno británico investigará a Scotland Yard

La supuesta corrupción policial en el caso de las escuchas ilegales "no es el único ejemplo reciente de nepotismo" en el cuerpo, denuncia Interior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escándalo de las escuchas que conllevó el cierre del News of the World ha puesto en el punto de mira a la Policía. Tras mantenerse ayer en un discreto segundo plano cuando el jefe de Scotland Yard atacó al Gobierno británico al dimitir, el Ministerio de Interior ha saltado a la palestra.

La ministra Theresa May ha esperado a que el número dos de la Policía Metropolitana de Londres presentara también su renuncia para anunciar la apertura de una investigación a fondo. May no se cortó y se lamentó de que 'por desgracia, las alegaciones contra la policía no son el único ejemplo reciente de supuesta corrupción y nepotismo' en el cuerpo.

Para rebajar un poco sus palabras, la titular de Interior destacó la labor de los hasta ahora comisario jefe y subcomisario, Paul Stephenson y John Yates, y resaltó que miles de agentes sirven cada día al público británico con un trabajo 'vital'. 'En nombre de esos miles de policías y personal, además de por el público que sirven, debemos llegar hasta el fondo' para garantizar la 'integridad' del cuerpo policial, indicó.

'Debemos garantizar la integridad del cuerpo policial'

Desde el estallido del escándalo, la policía británica ha sido y está siendo muy presionada. Y es que además de cerrar la investigación de las escuchas ilegales, se sabe que varios agentes aceptaron durante años sobornos del tabloide a cambio de información.

La imagen de Scotland Yard ha quedado minada por las ultimas revelaciones sobre las escuchas ilegales. Yates estuvo a cargo de la primera investigación policial del caso de los pinchazos telefónicos del tabloide, iniciado en 2006, pero en 2009 lo dio por cerrado y consideró que no era necesario reabrir las pesquisas.

Y por su parte, el jefe de Scotland Yard dimitió tras conocerse su relación con Neil Wallis, un exsubdirector del News of the World detenido la semana pasada, y que llevaba las relaciones públicas de un balneario donde Stephenson pasó dos semanas gratis.