Publicado: 25.08.2014 10:01 |Actualizado: 25.08.2014 10:01

El gobierno francés dimite en bloque por las divisiones internas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro francés, Manuel Valls, presentó este lunes la dimisión de su Gobierno al presidente de Francia, François Hollande, quien le encargó la formación de un nuevo Ejecutivo. "Su composición será anunciada mañana", martes, informó Hollande en un escueto comunicado difundido después de que este fin de semana los ministros de Economía y de Educación, Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, respectivamente, criticaran públicamente las políticas de austeridad del Ejecutivo.

Esta decisión llega tras la histórica derrota de los socialistas en las elecciones municipales del pasado marzo. "El jefe del Estado le ha pedido constituir un equipo en coherencia con las orientaciones que él mismo ha definido para nuestro país", señaló Hollande.

Montebourg y Hamon habían manifestado públicamente lo que era un sentir más extendido en el ejecutivo socialista: que Francia no puede seguir aplicando políticas de austeridad obediente a Angela Merkel. Así, el titular de Economía elevó este fin de semana la voz contra Hollande por los recortes y llamó a relanzar el consumo, que "es la condición para que la políltica de oferta que se lleva haciendo desde hace dos años tenga éxito". "La reducción del déficit es una aberración económica que agrava el paro, un absurdo financiero porque hace imposible la recuperación de las cuentas públicas, una política siniestra porque lanza a los europeos a los brazos de los partidos extremistas".

Montebourg, que representa al ala izquierda del Partido Socialista, criticó así abiertamente las decisiones de la "derecha alemana" que "ha impuesto a toda Europa la política de austeridad". En sus críticas le siguió el ministro Educación, que también pidió al presidente francés que se separe de la línea política de la canciller alemana, Angela Merkel. "Alemania sirve a sus intereses personales, no a los de Europa", declaró el titular de Educación. Además de los dos ministros, diversos dirigetnes socialistas también habían maniefstado este parece en las últimas semanas, pidiendo más políticas de crecimiento y menos recortes. 

Tras el impacto de estas duras declaraciones, Montebourg había señalado en la emisora Europe 1 que no se planteaba dimitir. "No me parece que se deje de ser ministro por la simple razón de aportar proposiciones a un debate justificado", dijo, asegurando también que no consideraba haber faltado a la "solidaridad gubernamental".