Público
Público

El Gobierno francés prohíbe una manifestación en París contra el vídeo de Mahoma

La llamada, a través de las redes sociales, se convirtió en una petición formal que ha sido rechazada según ha confirmado el primer ministro Ayrault

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno francés ha decidido prohibir la celebración de una manifestación el próximo sábado como protesta por el vídeo contra Mahoma que la semana pasada desató la ira en el mundo musulmán.

Según el primer ministro, Jean Marc Ayrault, el Ministerio de Interior había recibido una petición formal para que se celebrara pero el Gobierno la ha descartado. 'No hay ningún motivo para dejar que los conflictos que haya en el extranjero entren en nuestro país', dijo en una entrevista a la emisora RTL.

El pasado sábado ya se desarrolló una protesta en la capital francesa organizada por grupos salafistas que se concentraron ante la embajda de EEUU. Ayrault dijo que no tolerará que la cosa se vaya de madre y que no piensa permitir que determinados grupos extremistas se aprovechen de la situación para abrir un debate en Francia. 'La nuestra es una República que no tiene ninguna intención de dejarse intimidar [...] Son grupos minoritarios que quieren aprovecharse de la situación, la República no lo permitirá', aseguró.

Los responsables musulmanes en Francia han llamado en los últimos días a la calma pero los comentarios del ministro de Interior, Manuel Valls, el pasado fin de semana, no parece que vayan a ayudar mucho. 'El sábado no había más que jóvenes y pequeños grupos que conocemos bien y que predican un islamismo radical. No hay que olvidar lo que pasó en Toulouse en marzo'.

'A través de internet, a través de viajes a países como Afganistán y Pakistán, hay jóvenes en nuestros propios barrios que se pueden contagiar de esta ideología de la rabia', insistió.

En Francia hay cinco millones de musulmanes, lo que equivale a más del 6% de la población, y este tipo de discurso, más propio de la época anterior de Nicolas Sarkozy, no va a jugar en favor del Gobierno de François Hollande.

La convocatoria del próximo sábado se promovió nuevamente por las redes sociales y tras la publicación de dos caricaturas de Mahoma en la revista satírica Charlie Hebdo esta semana, el ambiente puede terminar por inflamarse.