Publicado: 02.10.2014 18:05 |Actualizado: 02.10.2014 18:05

El Gobierno de Hong Kong insta a los manifestantes a iniciar un diálogo político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe ejecutivo de Hong Kong, Cy Leung Chun-ying, ha dejado claro que no dimitirá del cargo, como habían exigido los estudiantes que encabezan las protestas prodemocracia, y en cambio les ha ofrecido una iniciativa de diálogo.

Leung dijo en una conferencia de prensa a última hora de la noche que ha nombrado a la "número dos" del gobierno local, Carrie Lam, para que dialogue con representantes de los estudiantes sobre una reforma constitucional. Sin embargo, luego precisó que ese diálogo sería dentro de los parámetros de la reforma electoral aprobada por las autoridades chinas.

El anuncio de Leung se produjo pocos minutos antes de la medianoche hora local, cuando concluía el plazo dado por los estudiantes para que el responsable del gobierno local abandonara el cargo bajo la amenaza de comenzar a ocupar edificios administrativos. Pero Leung aseguró que no piensa ceder a las peticiones de los manifestantes. "No dimitiré", afirmó.

Mientras, en las afueras de la sede del Gobierno de esta región administrativa china, centenares de ciudadanos recibían con abucheos las declaraciones de Leung, algunos acusándole de "comprar tiempo y no tomar decisiones". La comparecencia de Leung, acompañado de Carrie Lam, se produjo al final del quinto día de protestas en favor de una elección del próximo jefe ejecutivo de la ciudad, en 2017, que amenazan con bloquear el centro administrativo y financiero de la ex colonia británica.

Las protestas han puesto la reforma política de Hong Kong en primera fila de la atención mundial, lo que ha incomodado al Gobierno chino. La policía ya ha advertido de que habrá "serias consecuencias" en caso de que los manifestantes intensifiquen su protesta, por lo que no descarta el uso "apropiado" de la fuerza.

Desde el lanzamiento del ultimátum, ningún portavoz de las organizaciones estudiantiles y populares que se erigen como propulsoras de esta protesta ha hecho anuncio alguno sobre cuáles serán sus próximos movimientos. De momento, los manifestantes siguen paralizando el normal funcionamiento de enclaves financieros y comerciales de la ciudad con su ininterrumpida sentada y se desconoce si llevarán a cabo su amenaza de ocupar edificios del Gobierno.

Anteriormente, el Gobierno de Hong Kong pidió al movimiento Occupy Central que ponga fin "inmediatamente" a la ocupación de las calles de la ciudad a fin de restablecer el orden y la actividad de los más de 3.000 empleados del gobierno que mañana deberán volver a sus lugares de trabajo, cuyos accesos están tomados por los manifestantes. En un comunicado, se señala que si el asedio a las oficinas gubernamentales continúa, la situación afectará al funcionamiento de ciertos servicios sociales que podría repercutir directamente en los ciudadanos.

A la vez que se hacían estos anuncios oficiales, algunos manifestantes, que mantienen tomadas cuatro zonas de la ciudad, se enfrentaron a agentes policiales a los que se vio acceder a los edificios gubernamentales con cajas en las que podía leerse que contenían porras y objetos inflamables, sospechando que se tratara de material antidisturbios. La zona del centro urbano de la ciudad, Admiralty, donde se encuentran las sedes del Gobierno y del Parlamento, continúa siendo el centro de la protesta y esta mañana iban sumándose más familias, si bien el número de manifestantes que pasaron la noche en sus alrededores fue menor al de días anteriores.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-participacion-ciudadana-es-la-mejor-forma-de-frenar-el-deterioro-del-modelo-democratico-actual