Público
Público

"El Gobierno de Merkel tiene un doble discurso sobre los mercados"

Manuel Sarrazin es diputado federal de los verdes alemanes. El portavoz de asuntos europeos critica la gestión de la canciller en la crisis financiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los verdes alemanes viven el momento más dulce desde su fundación hace 30 años con un apoyo consolidado por encima del 20%, según todos los sondeos. Manuel Sarrazin (Dortmund, 1982) acaba de visitar Madrid, donde se interesó por la visión española de la crisis financiera, el Movimiento 15-M y la marcha de Equo, el partido ecologista de Juan López de Uralde.

En España existe la sensación de que Alemania es más bien un freno para solucionar la crisis del euro.

Hay que dejar claro que Alemania dedicará bastante de su presupuesto a facilitar los mecanismos de rescate. Pero también es cierto que el Gobierno no está actuando con la determinación necesaria en muchos aspectos y cuando cede a hacer algo esto siempre va acompañado de tonos antieuropeos. Entiendo que esta actitud no cae bien en España pero los políticos aquí también explotan esta visión para sus fines. Alemania dedicará 22.000 millones de euros al Mecanismo Europeo de Estabilización por lo cual pagará intereses de 900 millones de euros anuales. Por otra parte, el Gobierno alemán intenta bloquear otros debates, como el de los eurobonos. Pero hay que diferenciar entre el Gobierno y los alemanes.

El Gobierno de Angela Merkel insiste en que el sector privado participe en el rescate de Grecia. ¿Lo comparte?

Primero, es importante que mantengamos el control político de la situación. No podemos arriesgarnos a que países como España sufran una crisis existencial por la reacción de los mercados. Pero también pensamos que los acreedores privados deberían participar en un rescate para que el coste de la crisis no recaiga solamente en los contribuyentes. Sin embargo, esto no debería llevar a un riesgo mayor para España. Ahora es importante asegurar el control político de la crisis y crear un mecanismo que garantice que en situaciones futuras habrá una participación del sector privado.

¿Cómo piensa controlar los mercados financieros?

Se puede hacer mucho más respecto a la regulación. Para nosotros es incomprensible que sea precisamente el Gobierno alemán el que esté frenando las propuestas a nivel europeo para mejorar la regulación. El Gobierno de Merkel se ha convertido prácticamente en el segundo garante de los intereses de la City de Londres, a pesar de que, al mismo tiempo, en Alemania hablan de mejorar la regulación de los mercados. Muestra una vez más que el Gobierno tiene un doble discurso.

Los verdes deben buena parte de su popularidad actual al debate sobre la energía nuclear. ¿No le sorprende que los votantes den tanta importancia a temas medioambientales en medio de una grave crisis económica?

No sé si la creación de 380.000 puestos de trabajo es un tema medioambiental. Creo que mucha gente está contenta de tener un trabajo gracias a las políticas verdes para promover las energías renovables. La nuclear no crea empleo y es un riesgo. Las renovables sí crean empleo y Alemania goza ahora de un boom de exportaciones en este sector, lo cual beneficia sobre todo a pequeñas y medianas empresas.

¿Se ha producido un cambio de actitud?

El control de las emisiones y el uso eficiente de los recursos son el capital del futuro. Los productos serán más competitivos si son más eficientes en el uso de energía. En Alemania hemos demostrado que la gente puede invertir en fondos para financiar renovables, lo cual ha estimulado la innovación y ha dado beneficios a los inversores. Las tecnologías se han abaratado mucho porque hemos llegado a una masa crítica. La nuclear, sin embrago, es una fuente de energía muy cara si se tiene en cuenta el coste que supone el riesgo y el almacenamiento de los residuos. Creo que para un país como España desarrollar las renovables debería ser casi obligatorio.

Los grandes partidos españoles siguen apostando por la energía nuclear.

Si España no desarrolla tecnologías verdes ahora, pronto o tarde se lo tendrá que comprar a nosotros.

Merkel ha decretado el fin de las centrales nucleares. ¿No cree que le está robando los temas?

Los verdes no es un partido solamente antinuclear. El gran problema de la humanidad es el cambio climático. Es nuestra gran obligación evitar que destruyamos las bases para la vida en la tierra. En este tema los verdes tienen mucha credibilidad. Otro tema es la idea de Europa, algo que los conservadores, liberales y socialdemócratas en Alemania están abandonando poco a poco. Queremos que la política tenga una posición más fuerte frente a los mercados y para ello necesitamos una democracia europea.

¿Dónde se sitúan los verdes en el espectro político?

Hasta ahora hemos recibido apoyo sobre todo del espectro rojiverde pero esto está cambiando porque la gente nos concibe como independientes. Nos definimos mejor a través de nuestros valores: paz, justicia social, pero también libertad y responsabilidad social y ecológica.