Público
Público

Turquía El Gobierno rechaza la extradición a Turquía del periodista Hamza Yalçin al tener la condición de refugiado en Suecia

El Consejo de Ministros ha rechazado extraditar a Turquía al periodista sueco de origen turco Hamza Yalçin, detenido el pasado 3 de agosto por una orden de Interpol cursada por Ankara y que ayer quedó en libertad provisional.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

El periodista Hamza Yalçin (izda) durante la rueda de prensa acompañado por Baltasar Garzón. EFE/ Emilio Naranjo

El Consejo de Ministros ha rechazado este viernes la extradición a Turquía del periodista Hamza Yalçin porque tiene la condición de refugiado en Europa, concretamente en Suecia, donde se le concedió dos veces el asilo y obtuvo la nacionalidad en el año 2006. "El Gobierno ha acordado no continuar la vía judicial del procedimiento de extradición como había pedido el Gobierno turco", ha anunciado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Con esta decisión se cierra definitivamente la causa abierta el pasado 3 de agosto, cuando Yalçin fue detenido en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) en virtud de una orden internacional de detención emitida por Turquía, que después solicitó a las autoridades españolas la extradición del periodista alegando un presunto delito de formación y dirección de organización terrorista. Tras casi dos meses en prisión provisional, al no tener ningún tipo de arraigo en España, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 le dejó ayer en libertad con medidas cautelares al haber aportado su defensa un domicilio en Barcelona donde Yalçin podía ser localizado.

Según ha explicado en rueda de prensa el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, cuya fundación representa al periodista de forma gratuita a través del despacho de abogados ILOCAD, sus abogados habían entregado tanto al Ministerio de Justicia como al Juzgado Central de Instrucción la documentación facilitada por la Embajada sueca sobre la condición de refugiado de Yalçin. Y ahora, el Consejo de Ministros ha rechazado entregarle a Turquía.

"Intenté prepararme mentalmente para pasar mi vida en prisión"

El periodista sueco-turco Hamza Yalçin ha asegurado hoy que no esperaba que la Audiencia Nacional le concediera la libertad provisional y que ya había empezado a hacerse a la idea de tener que encarar una cadena perpetua. Yalçin salió ayer en libertad condicional de la cárcel de Brians (Barcelona), donde permanecía desde el pasado 3 de agosto, cuando lo detuvieron por una orden de Interpol cursada por Turquía, que lo acusa de tener vínculos terroristas y de insultar al presidente turco, Recep Tayip Erdogan.

El abogado defensor de Yalçin, Baltasar Garzón, ha reiterado que "hay un componente político evidente y una imputación absolutamente sin base y por razón de opinión" detrás de la persecución del periodista y ha solicitado al Consejo de Ministros que deniegue su extradición a Turquía y la del también periodista Dogan Akhanli. "Desde mi punto de vista hay un componente político claro y determinante en la persecución que se hace por razón de sus ideas a estos dos profesionales europeos. Urge que el Consejo de Ministros detenga esta situación sin necesidad de que continúe el proceso de extradición en la Audiencia Nacional".

Este tribunal decretó ayer la libertad provisional, algo que solicitaron tanto el Defensor del Pueblo como numerosas organizaciones políticas, periodísticas y legales, quienes denuncian que Turquía persigue a Yalçin por ser un periodista crítico con el régimen. "Empecé a intentar prepararme para encarar una vida en prisión, para pasar el resto de mis días en la cárcel. (...) No he podido dormir hoy, no esperaba que me liberaran, aunque mis abogados sí estaban convencidos de que lo harían", ha sostenido el periodista en una rueda de prensa en Madrid.