Público
Público

El Gobierno turco rebaja las tensiones con los militares

El primer ministro y el presidente se reúnen con el jefe del Estado Mayor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres horas duró la reunión, poco habitual, entre el presidente, el primer ministro y el jefe del Estado Mayor de Turquía en Ankara, convocada con urgencia para desactivar la mayor crisis entre las fuerzas armadas y el Gobierno desde la llegada al poder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en 2002. El presidente Abdullah Gül convocó la cita ante la tensión provocada por la detención el pasado lunes de unos 50 altos oficiales, algunos retirados y otros aún en activo, que ha enfurecido a la cúpula militar.

'Ha sido un encuentro muy bueno', sentenció el jefe de Gobierno, Recep Tayyip Erdogan. Gül dijo en un comunicado que 'el pueblo debe estar seguro de que los asuntos pendientes serán resueltos dentro del marco del orden constitucional y de las leyes'.

Significativamente, poco antes de la reunión entre Erdogan, Gül y el general Ilker Basbug en el palacio presidencial de Ankara, los comandantes de la Fuerza Aérea y de la Armada tuvieron que declarar ante un tribunal en relación con la investigación de una supuesta trama para montar un golpe de Estado en 2003 para derrocar al Gobierno.

El ejército turco recela del AKP porque sospecha que este partido, inspirado por un islamismo moderado, pretende socavar la naturaleza laica de la república fundada por Kemal Atatürk en 1923. Los militares, que han protagonizado cuatro asonadas desde 1960, se consideran el guardián del carácter secular del país.

La nueva escalada en el conflicto entre el Gobierno de Erdogan y los generales amenaza con perjudicar las posibilidades de Turquía para entrar en la Unión Europea. Una de las condiciones del proceso de adhesión es precisamente una reforma constitucional que acabaría con la interferencia de las fuerzas armadas en la política. Pero los avances se topan con fuertes resistencias.

'Me gustaría que el sector público ejerciese un verdadero control sobre el ejército', dijo la relatora para Turquía en el Parlamento Europeo, la democristiana holandesa Ria Oomen-Ruijten, ayer, en una entrevista con el diario turco Hürriyet.