Publicado: 03.12.2013 08:48 |Actualizado: 03.12.2013 08:48

El Gobierno ucraniano se disculpa por el uso de la fuerza en las protestas

El primer ministro Azárov supera la moción de censura presentada por tres partidos, mientras los manifestantes obstruyen los accesos a la sede gubernamental por segundo día consecutivo."Esto tiene todos los signos de un golpe de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, ha pedido disculpas en nombre del Gobierno por el uso de la fuerza por parte de la Policía contra los manifestantes antigubernamentales, al tiempo que ha defendido que no debe repetirse la Revolución Naranja que vivió el país en 2004, en relación a las últimas protestas que han sacudido Ucrania.

Centenares de opositores bloquearon este martes por segundo día consecutivo la sede del Gobierno en Kiev en el marco de las protestas por la renuncia del Gobierno a un acuerdo de asociación con la Unión Europea y por la represión policial contra las manifestaciones populares.

Los manifestantes, encabezados por el exministro del Interior Yuri Lutsenko, llegaron a las inmediaciones de la sede del Gobierno procedentes de la Plaza de la Independencia, tomada por la oposición desde el pasado domingo.

La víspera, el primer ministro Nikolái Azárov denunció que los líderes opositores instan a gente a "asaltar los edificios oficiales, a bloquear el trabajo de las instituciones, y presentan ultimátum". "Esto tiene todos los signos de un golpe de Estado. Esto es muy grave", dijo Azárov en una reunión con embajadores acreditados en Kiev.

350.000 personas se concentraron este domingo en Kiev en las mayores protestas tras la 'Revolución Naranja'

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania rechazó este martes la moción de censura contra el Gobierno que encabeza el primer ministro Nikolái Azárov. La moción, presentada por tres grupos parlamentarios opositores -Batkivshina (Patria), UDAR (GOLPE) y Svoboda (Libertad)- obtuvo el respaldo de sólo 186 legisladores, cuando para su aprobación se necesitaban 226 votos.

Sin embargo, el Partido Comunista de Ucrania presentó otra moción de censura, que será estudiada más tarde. El líder de Batkivshina, Arseni Yatseniuk, anunció inmediatamente que respaldará la iniciativa de los comunistas.

Antes de la votación, Azárov, que concurrió a la Rada acompañado de sus ministros, defendió la gestión el Gobierno y exigió a la oposición que ponga fin al bloqueo ilegal de la sede del Ejecutivo.

"Ustedes responderán sin falta por todo esto", dijo Azárov dirigiéndose a los diputados opositores.Refutó las acusaciones de la oposición de que el Gobierno, al renunciar temporalmente al acuerdo de asociación con la Unión Europea, ha vendido Ucrania a Rusia.

"Quien vendió el país a Rusia fue quien firmó en 2009 los onerosos contratos de gas", dijo a Azárov, en alusión a la encarcelada ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko, que cumple actualmente una pena de siete años por "abusos de poder".

Según el primer ministro, esos contratos con Rusia, "insoportables" para la economía del país, fueron los que "pusieron de rodillas a Ucrania", y no la gestión del Gobierno

El primer ministro Mykola Azarov acusó el lunes a la oposición de planear una ocupación del Parlamento, mientras que Yanukovich hizo un llamamiento a la calma y dijo que las protestas deberían ser pacíficas y cumplir la ley.

"Cualquier paz mala es mejor que una buena guerra", dijo Yanukovich en sus primeras declaraciones sobre los disturbios del fin de semana. "Todos deben obedecer las leyes de nuestro Estado".  En una señal de que sentía que la situación de seguridad estaba bajo control, Yanukovich anunció que seguirá adelante con sus planes de visitar China este martes, donde piensa buscar préstamos e inversiones para evitar una crisis de deuda.

La decisión de Yanukovich de abandonar un pacto comercial con la Unión Europea y buscar lazos económicos más cercanos con Rusia han provocado fuertes divisiones en un país donde una gran parte de la población ansía unirse al bloque europeo y escapar de la órbita moscovita. El malestar resultante ha afectado los mercados financieros de Ucrania, destacando el frágil estado de la economía.

Vladimir Putin culpa a actores extranjeros de las protestas: "Esto me recuerda más un pogromo que una revolución"

El banco central se vio obligado a intervenir para apuntalar la moneda local, la grivna, y amenazó con más medidas, poniendo de manifiesto la vulnerabilidad de Kiev mientras busca más de 17.000 millones de dólares (más de 12.500 millones de euros) el próximo año para pagar sus cuentas de gas y deudas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, culpó a actores extranjeros de las protestas, que dijo eran un intento de impugnar a los gobernantes legítimos de Ucrania."Esto me recuerda más un pogromo que una revolución", dijo Putin a periodistas en una visita a Armenia, aludiendo al término ruso por el que históricamente se conoce a los linchamientos y persecuciones de grupos étnicos, según informa la agencia RIA Novosti.

 Ucrania vive unas protestas inéditas en casi una década a raíz de que Yanukovich desistiese de firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y decidiese apostar por un acercamiento por Rusia. Las manifestaciones del sábado y el domingo, donde se registraron enfrentamientos violentos con la policía, reunieron a unas 350.000 personas, la mayor protesta pública en la exrepública soviética desde la Revolución Naranja contra la corrupción y el fraude electoral hace nueve años.

Miles de personas salen desde el 21 de noviembre a las calles de Kiev, aunque estas concentraciones se han intensificado en los últimos días.