Publicado: 27.01.2014 23:42 |Actualizado: 27.01.2014 23:42

El Gobierno ucraniano pacta con la oposición derogar las leyes antiprotesta

El presidente Yanukóvich afirma que serán redactadas de nuevo junto con la oposición y abre la posibilidad a una amnistía para los detenidos en los disturbios si los manifestantes abandonan los edificios púbicos ocupa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, ha acordado este lunes con los líderes de la oposición la derogación de las polémicas leyes contra los derechos cívicos que provocaron el estallido de los violentos desórdenes en Kiev.

"Se tomó la decisión política de revocar las leyes adoptadas el 16 de enero que generaron numerosas discusiones. Pero aquellas leyes que no hayan despertado críticas, serán adoptadas mañana de nuevo por el Parlamento", explicó Yelena Lukash, ministra de Justicia, en un comunicado oficial.

Los líderes opositores demandaban la derogación de todas las leyes que coartan las libertades de expresión y de reunión, y que, en su opinión y en la de la Unión Europea, convertían a Ucrania en un estado policial.

Esas leyes serán redactadas de nuevo y conjuntamente por las autoridades y la oposición con el fin de que respondan a los estándares europeos.

Lukash también explicó que las autoridades están dispuestas a firmar una ley de amnistía de la que se beneficiarían todos los detenidos en las protestas, pero sólo entrará en vigor si los manifestantes desalojan los edificios institucionales.

En caso contrario, aquellos que hayan infringido la ley no serán amnistiados.

Ambas partes también abordaron la reforma de la Constitución para limitar los poderes del presidente en favor del Parlamento, a imagen y semejanza de la carta magna de 2004. "Las negociaciones proseguirán", agregó.

Por otra parte, el líder del principal partido opositor, Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, rechazó la oferta que le presentó el sábado el presidente de que encabece el Gobierno de este país.

Yatseniuk aseguró entonces que la oposición no tenía miedo a asumir la responsabilidad de Gobierno, pero que entonces tomaría el rumbo del ingreso en la Unión Europea, lo que presupondría la liberación de la ex primera ministra, Yulia Timoshenko.

Precisamente, Timoshenko llamó hoy a los dirigentes opositores a rechazar las propuestas de las autoridades, que tachó de "humillantes", y les recordó que "el pueblo ucraniano no salió a las calles con el fin de obtener cargos para la oposición".

La Rada Suprema (Legislativo) celebra mañana, martes, una sesión extraordinaria para abordar las reformas necesarias para superar la crisis provocada por las protestas antigubernamentales que estallaron el 21 de noviembre pasado por la decisión del Gobierno de suspender la firma de un Acuerdo de Asociación con la UE.