Publicado: 06.12.2015 20:11 |Actualizado: 06.12.2015 20:44

La Junta electoral venezolana asegura que el “proceso se desarrolla con tranquilidad y mucho civismo”

Desde la madrugada, millones de venezolanas y venezolanos concurren a los centros de votación para definir quiénes serán sus representantes a la Asamblea Nacional en el período 2016-2010. Desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde se encuentra abierta la posibilidad de participar en trascendentales elecciones para el país y la región.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un grupo de militares venezolanos vigila la entrada a un centro de votación  en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

Un grupo de militares venezolanos vigila la entrada a un centro de votación en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

CARACAS.- Los primeros reportes consignan una normalidad general, sin grave incidentes ni denuncias fundamentadas. Estas circunstancias guardan parte de las expectativas de la jornada, por cuanto desde la oposición se viene señalando que el chavismo intentará un fraude, mensaje que ha sido recogido por buena parte de los medios de comunicación y líderes que adversan al chavismo en todo el mundo, como lo han expresado numerosas declaraciones durante los días previos.

En esta línea, Lilian Tintori –esposa del dirigente Leopoldo López, preso por intentar derrocar al gobierno durante 2014- planteó en la última semana que había sólo dos posibilidades: “El 6 de diciembre o gana la oposición, o hay fraude”, declaró.

María Corina Machado, quien también participó de las acciones inconstitucionales junto a López y es conocida por sus vínculos con sectores del partido Republicano de EEUU, tuiteó pocas horas antes del comienzo de la jornada un comentario con el mismo sentido: “Arrasamos o se hará un fraude monumental que no aceptaremos”, lo cual pareciera advertir sobre los pasos que seguirá parte de la oposición en caso de no alcanzar la victoria.

Entre los rumores que cobraron fuerza en la tarde del sábado, apuntando a deslegitimar la transparencia de las elecciones, se difundió especialmente uno que informaba sobre un supuesto documento firmado por la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, en el que disponía que los votos de uno de los partidos menores, el Min Unidad -no integrante del frente chavista Gran Polo Patriótico ni de la alianza opositora MUD- se sumarían a los del chavismo.



En rueda de prensa, el mismo sábado la presidenta del CNE lo desmintió rotundamente. “Se ha forjado todo el documento, hasta incluso la firma, mi firma, que no tiene nada que ver”, expresó. “Esto no tiene sustento y es un intento más para alborotar, para enrarecer el buen clima que tenemos para el proceso electoral, así que les pedimos a los actores políticos: cálmense un poco”.

Pasado el mediodía de este domingo, Lucena destacó “la tranquilidad y el civismo” con que el pueblo venezolano estaba asumiendo la elección y señaló que los centros de sufragio están instalados y operativos en un 100% en todo el país.

Las denuncias cruzadas han desatado una polémica, donde por momentos se juega más en el terreno de la especulación que en el del análisis de las conductas y los hechos concretos. Por el momento, hasta pasado el mediodía de Caracas, todo transcurre dentro de los carriles normales, con pequeños incidentes propios de un intenso y disputado proceso electoral.

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ejerce su derecho de voto en Caracas. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Las interrogantes, en todo caso, pasan más por saber qué pasará apenas se conozcan los resultados, en particular si las formaciones con mayores posibilidades de alcanzar la mayoría los reconocerán, independientemente de quién triunfe. Lo cual, aunque es una obviedad, parece no serlo tanto en función de los discursos implicados y la historia reciente en Venezuela. Recordemos que en 2013, el candidato opositor Henrique Capriles no reconoció su ajustada derrota y se desataron acciones violentas que culminaron con graves destrozos y el asesinato de 11 personas, entre ellos un niño y una niña.

De cara a este proceso electoral, el CNE propuso a los partidos políticos en pugna que firmaran un compromiso previo de aceptación del resultado. La oposición participó en la verificación del proceso y firmó su conformidad con el funcionamiento del sistema pero se negó a suscribir el compromiso de aceptación de resultados.

Expectativa bolivariana

Desde el chavismo se mostraron confiados en el triunfo, con base en la activación de una campaña conocida como 1x10, donde le piden a cada militante que garantía en su familia y amigos que participe apoyando a la Revolución. Según declaró el presidente Maduro en las últimas horas, mediante este sistema el Gran Polo Patriótico tenía garantizados más de 7 millones de votos, lo que le daría una “victoria perfecta”, como en los tiempos de liderazgo de Hugo Chávez.

Una de las primeras figuras públicas en ejercer el voto fue el ministro de Cultura, Reinaldo Iturriza, un reconocido intelectual crítico vinculado a los movimientos de base, que entre 2013 y 2015 fue el titular del estratégico ministerio de las Comunas y los Movimientos Sociales. Iturriza votó en el popular Liceo Andrés Bello, en el centro de Caracas y destacó la importancia de la elección más allá de las fronteras de Venezuela. “Aquí se está jugando mucho: no solamente quién tiene la mayoría en la Asamblea Nacional. Se está jugando la posibilidad de seguir fortaleciendo la democracia venezolana y bolivariana. Los pueblos del mundo están muy pendientes de lo que sucede acá. Nosotros tenemos esa responsabilidad encima, no para que nos sintamos excesivamente comprometidos, sino todo lo contrario: honrados, orgullosos de todo lo que Venezuela significa para nuestros pueblos”, declaró.

Al momento de votar, la canciller venezolana Delcy Rodríguez destacó a los medios que “todo ha trascurrido en absoluta normalidad. Todos los ciudadanos estamos ejerciendo nuestros derechos políticos y civiles en paz”. “Esta es la verdad de Venezuela, estamos rompiendo con los esquemas mediáticos internacionales, nada de lo que decían tiene que ver con la realidad. Pretenden vender la mentira para el desprestigio”, agregó y pidió al pueblo de Venezuela continuar de esta manera: “Salgamos a votar con alegría y en paz”.

Una mujer vota pacíficamente en un colegio electoral en Caracas, Venezuela. EFE/MANAURE QUINTERO

Una mujer vota pacíficamente en un colegio electoral en Caracas, Venezuela. EFE/MANAURE QUINTERO

La ministra de Relaciones Exteriores también se refirió a la reunión con los invitados internacionales invitados por la oposición, quienes los últimos días lanzaron amenazantes declaraciones, cuestionando la democracia en el país. Rodríguez manifestó que en el encuentro hubo “un intercambio de puntos de vista con respeto” y convocó a bajar las tensiones, sin renunciar a la soberanía: “El pueblo de Venezuela abre los brazos sin calumnia, sin infamia. Venezuela es una Patria libre independiente y soberana”, destacó. Además, solicitó a los medios de comunicación de Colombia “que respeten al pueblo y que cesen los ataques contra la democracia venezolana”.

Una de las invitadas por la oposición, la ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, expresó vía Twitter: Agradecemos encuentro con Canciller @DrodriguezVen y garantía de que procesados judicialmente podrán votar”.

La legislación venezolana permite ese derecho a los reos que aún no tienen condena
y el CNE manifestó que se cumpliría esa disposición, desmintiendo rumores
previos que alcanzaron circulación internacional. Leopoldo López, en cambio,
tiene una condena firme por su participación en los hechos de violencia de
2014, cuando convocó a “la salida” inconstitucional del presidente Maduro.

Misión internacional: Sistema electoral en Venezuela es confiable

El coordinador de la Misión Electoral de Unasur, José Luis Exeni, explicó que la Misión de Unasur tiene diez días en Veenzuela, donde participo en una “avanzada técnica, con el objetivo de acompañar la capacitación de los miembros de mesa, así como diálogos con la Mesa de Unidad Democrática, Gran Polo Patriótico, autoridades del Consejo Nacional Electoral, trabajadores, empresarios y miembros de la Conferencia Episcopal de Venezuela, entre otros, para tener un panorama bastante amplio”.

Exeni destacó que en su opinión, a partir de las auditorías realizadas, el sistema electoral está “blindado contra el fraude”. Agregó que a lo largo de las 23 auditorías a las que han asistido personalmente pudieron constatar la existencia de cero discrepancia entre la intención de voto del elector y la información plasmada tanto en el comprobante de votación, como en lo registrado en las actas de escrutinio y en el sistema de totalización. Por último, realizó un llamado a todos los sectores a votar en paz y a respetar los resultados electorales.