Público
Público

Gorbachov pide a Moscú que repita las elecciones

El expresidente de la URSS se suma a las denuncias de fraude electoral en las legislativas de Rusia que concedieron la victoria al partido de Putin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer y último presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, se sumó ayer a las reivindicaciones ciudadanas de los que denuncian fraude en los comicios legislativos del domingo en Rusia -que, a pesar de la gran pérdida de votos, dieron la victoria al partido gobernante Rusia Unida, liderado por Vladímir Putin- y pidió al poder que convoque nuevas elecciones.

Gorbachov considera que 'las autoridades tienen que reconocer que hubo numerosas irregularidades y pucherazo y que los resultados que se han hecho públicos no reflejan la voluntad de los electores'. El exmandatario constató el creciente número de ciudadanos que creen que los comicios no fueron limpios y alertó de que 'ignorar a la opinión pública desacredita al poder y desestabiliza la situación', por lo que instó a las autoridades a anular los resultados.

Mientras, en las calles de Moscú la situación no fue tan tensa como el lunes o el martes, porque la oposición hizo un llamamiento a reservar fuerzas para la gran concentración que se prevé para el sábado. Pero por la noche se informó de la detención de unas 70 personas tras intentos aislados de manifestarse. Interior confirmó que el martes fueron detenidas 563 personas.

'Hubo un pucherazo y los resultados no reflejan la voluntad de los electores'Los opositores de San Petersburgo fueron duramente reprimidos por tercer día consecutivo y se arrestó a un centenar de personas. Las protestas se extendieron a otras ciudades como Rostov del Don, Kaliningrado, Samara y Novosibirsk. Se calcula que los detenidos durante estos días superan el millar, aunque en muchos casos fueron puestos en libertad al cabo de unas horas.

Al igual que en la campaña electoral, internet está desempeñando esta semana un papel clave, porque los canales de televisión federales únicamente empezaron a hablar de las protestas ayer por la noche. En el telediario de las ocho de Rusia 1, se emitió por primera vez un reportaje sobre las concentraciones de los dos días anteriores que avisaba de la violencia que podía hacer desencadenar la oposición. Además, con unas imágenes de la disolución de una manifestación en Grecia, la voz en off alertaba de que las acciones contra el Gobierno podían ser nocivas y que, por ese motivo, se reprimían duramente en la mayoría de países del mundo.

'Ignorar a la opinión pública desacredita al poder», advierte el último líder soviético'

Putin, desoyendo las protestas contra su política, presentó ayer la documentación para ser aceptado como candidato a las presidenciales de marzo. Y volvió a aparecer el tópico sobre los enemigos exteriores cuando un líder de la cúpula de Rusia Unida, Serguei Zhelesniak, afirmó que la oposición 'engaña a la gente con consignas falsas y la utiliza como carne de cañón para satisfacer sus ambiciones y justificar la financiación extranjera'.

La crítica más feroz contra el fraude electoral procedió de los líderes del partido demócrata Yábloko, quienes aseguran tener pruebas de que les han robado más de dos millones de votos, que les hubieran permitido tener un diputado en la Duma y facilitar la promoción de un candidato para las elecciones presidenciales de marzo.

Serguei Mitrojin, presidente de Yábloko y uno de los detenidos durante la carga policial del martes, condenó la 'doble moral' del poder, que no hizo detener a nadie de las juventudes a favor del Kremlin, presentes en la plaza para silenciar la manifestación opositora.

Mitrojin denunció 'la falta total de derechos que impera en Rusia', pero se mostró esperanzado de que las protestas de estos días indiquen que la sociedad exige cambios, aunque bromeó: 'No se acerca ninguna primavera, sino el invierno ruso'.