Público
Público

Gordon Brown era "un loco, malo y peligroso"

Es lo que pensaba de él Tony Blair, según el libro de memorias del ex ministro de Empresa británico, Peter Mandelson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La opinión que el ex primer ministro británico Tony Blair del que luego fue su sucesor, Gordon Brown, no podía ser peor. Describía a Brown como una persona 'loca, mala y peligrosa', según cuenta el ex ministro de Empresa, Peter Mandelson, en sus memorias. 

El diario The Times lleva publicando desde el lunes algunas partes de 'El tercer hombre', el libro de Mandelson, en las que han quedado patentes las divisiones internas de los laboristas, el poco aprecio que muchos de ellos tenían por Brown y el convencimiento de éste de que podía ganar las elecciones del pasado mes de mayo. 

El temperamento de Brown y la desconfianza de Blair a que fuera su relevo en 2008 ya quedaron patentes en el libro del periosita Andrew Ramsley, 'The end of the Party', cuya salida al mercado coincidió con la precampaña recién comenzada. Aquello fue un golpe muy duro para las aspiraciones de Brown, que fue pintado ante la sociedad como una persona oscura, desconfiada e irascible. 

Ahora es Mandelson el que echa más leña al fuego. En la entrega de este miércoles explica como él junto a otros ayudantes de Blair iniciaron un proyecto para dividir el ministerio de Finanzas en dos.

Brown era entonces el titular y el objetivo de los 'rebeldes'era que con la reforma, el ex primer ministro terminara en el Foreign Office. Al final fue el propio Blair el que decidió parar las maquinaciones de Mandelson y los demás por miedo a que Brown presentara su dimisión y se convirtiera en una amenaza aún mayor.

Blair había prometido en 2003 que no se presentaría a la reelección aunque más tarde se lo pensó, algo que no sentó nada bien a Brown. Con toda la crisis de Irak estallando en las manos de Blair, en 2005 volvió a decidir que se retiraría de la política y Brown le exigió que diera una fecha para el taspaso de poderes.

En el libro de Rawnsley ya se relataba las tensiones que hubo entre los dos pesos pesados laboristas. Y Mandelson pone en boca de Blair una descripción brutal: 'Es una especie de mafioso. Es agresivo, brutal [...] No hay nadie como Gordon para expresar grandes principios, mientras utiliza las artimañas más bajas'.

Después de las memorias de Mandelson llegarán las del propio Tony Blair. Aunque resulta difícil de creer que el ahora enviado especial del cuarteto para Oriente Medio, se exprese en estos términos.