Publicado: 11.10.2014 18:19 |Actualizado: 11.10.2014 18:19

"Es el gran sueño de los lobbies: privatizar los derechos sociales y la democracia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"El Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos es el sueño de los lobbies hecho realidad: privatizar los derechos sociales y la democracia". Así de rotundo se ha mostrado el director del Observatorio de Multinacionales francés, Pascoe Sabido, en el acto en Bruselas, la capital de la UE, contra el TLC (TTIP, en sus siglas en inglés).

El evento, celebrado al mismo tiempo que otros similares en una veintena de países de Europa, ha reunido a unas 400 personas y estaba encabezado por la pregunta ¿Deseas confiar tu democracia a las multinacionales? Junto a Sabido han participado otros siete expertos y activistas de Bélgica, Francia y Rumanía, que han explicado y denunciado las repercusiones y efectos que tendrá el acuerdo comercial sobre los derechos sociales y la economía europea en los diferentes terrenos.

Una debilitación de las leyes, los derechos laborales y el acceso a la salud" Sabido denunció que el TLC pretende "una regulación a la baja para favorecer a las empresas ricas y poderosas en diversos asuntos como el sector químico, en el fracking, el sector alimentario, el cambio climático, el sistema bancario o la especulación financiera". "Se trata de una debilitación de las leyes y nuestros derechos laborales y de acceso a la salud", denunció.

El director del Observatorio de Multinacionales cargó contra la UE a la que acusó de estar regulando para el interés de los grandes lobbies, sobre todo Business Europe (la patronal europea) y la Cámara de Comercio Americana. "El TLC busca que las empresas tengan un mayor beneficio porque eso cuando la UE habla de cambio de legislación en realidad quieren decir liberalización y privatización de servicios y derechos", argumentó.

Incluso, alertó, "ambos lobbies han propuesto a la UE la creación de un Consejo de Cooperación Transatlántico para mediar en los cambios de normativa, un consejo que hay que evitar a toda costa que se cree".

A lo largo del evento, que comenzó a las 15.00 y se prolongó hasta después de las 18.00, cuando comenzaron actuaciones culturales reivindicativas, fueron constantes las denuncias sobre la pérdida de soberanía popular y de derechos que implicaría el TLC entre la UE y Estados Unidos.

"Quieren comprar nuestra democracia, los sistemas sociales y la sanidad pública" "Quieren comprar nuestra democracia, los sistemas sociales y la sanidad pública", "hay que detener la austeridad", "tenemos que luchar por tener una voz y que no gobiernen los burócratas", "han cedido el poder ciudadano a las grandes empresas", fueron las consignas más repetidas.

Verveine Angeli, del sindicato francés Solidarios, criticó también que las políticas de la Unión Europea, que tachó de neoliberales, "están mermando la fuerza de los trabajadores en detrimento de la patronal en las negociaciones con los empresarios" y se mostró segura de que el TLC será "un nuevo recorte a los derechos sociales".

"Exigimos", añadió Angeli, "la participación del pueblo en las negociaciones en la misma medida en que lo están haciendo las empresas europeas, que no hacen más que exigir la apertura de los mercados públicos".

Vladimir Nieddu, de la Red Europea contra la Privatización y Comercialización de la Salud, alertó de que el TLC "supondrá también la privatización de los servicios sanitarios públicos. Las principales empresas en Alemania y Francia han empezado ya la lucha por liberalizar, por transformar el actual sistema solidario en un sistema sanitario de mercado".

Nieddu señaló que "ya se han producido las primeras liberalizaciones en Europa, en Francia, en Alemania, en Grecia, en España, lo que les ha supuesto a las empresas un negocio de 5.000 millones de euros". "El TLC va a ahondar más en esta dirección porque pretende igualar el modelo europeo al americano", advirtió".

Erwin Schöpges, vicepresidente de la Comunidad de Productores de Leche, denunció "la continua liberalización a la que se somete al sector agrícola en Europa, un elemento que el TLC no quiere sino reforzar", dijo Schöpges, quien alertó que "el sistema de producción industrial que se está aplicando al sector agroalimentario en Europa está acabando con el modo de vida de miles familias europeas con pequeñas explotaciones agrícolas. Y todo para crear un sistema global alimentario sometido a la especulación financiera y no en beneficio de los pequeños productores ni de los consumidores".

El próximo 19 de diciembre habrá otra jornada europea de protesta contra el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos.



http://www.quoners.es/q/lobbies