Publicado: 10.05.2015 22:52 |Actualizado: 11.05.2015 07:00

Grecia espera hoy una declaración positiva del Eurogrupo que acerque el acuerdo

"Queremos este lunes una declaración clara del progreso hecho en el último periodo", aseguró este domingo el primer ministro griego Alexis Tsipras.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en una imagen de archivo.- SIMELA PANTZARTZI (EFE)

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en una imagen de archivo.- SIMELA PANTZARTZI (EFE)

ATENAS.- Grecia acude al Eurogrupo de este lunes con la esperanza de que los socios europeos den un empuje a las negociaciones mediante una declaración positiva que acerque el acuerdo y permita desbloquear la financiación del país.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó este domingo que espera que el Eurogrupo acuerde este lunes "una declaración clara" de los avances que se han registrado en las negociaciones entre su Gobierno y sus socios.

"Queremos en el Eurogrupo del lunes una declaración clara del progreso hecho en el último periodo", dijo Tsipras durante el consejo de ministros extraordinario que tuvo lugar este domingo.

Fuentes gubernamentales citadas por la prensa helena destacaron que el primer ministro precisó, sin embargo, que cualquier acuerdo debe enmarcarse dentro del mandato que el Ejecutivo ha recibido del pueblo.

El Ejecutivo ha reiterado que no dará marcha atrás en sus "líneas rojas", es decir, el recorte de salarios y pensiones y la eliminación de los convenios colectivos, asuntos en que existen los mayores desacuerdos con las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).



Durante el fin de semana el primer ministro, Alexis Tsipras, ha reunido a sus ministros y colaboradores más cercanos y estima que habrá mantenido contactos telefónicos con otros líderes europeos con el fin de fijar las posiciones de Grecia ante el Eurogrupo y para que los socios estén dispuestos a reconocer avances en las conversaciones.

De ser así, una primera evaluación positiva de las negociaciones podría servir como base para reducir la asfixia económica del Gobierno y para que obtuviese, al menos, algo de liquidez adicional, aunque no sea el desembolso del tramo pendiente de 7.200 millones de euros.

Esa liquidez podría darse si el Banco Central Europeo (BCE) eleva el techo de las emisiones de letras del Tesoro, actualmente en 15.000 millones de euros.

Con este objetivo el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, emprendió esta semana una gira por varias capitales europeas para reunirse con sus homólogos de Roma, París y España, así como con el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.

Durante el fin de semana también han continuado en Bruselas las labores de los grupos técnicos.

Fuentes cercanas a la negociación citadas por la prensa helena aseguraron que aunque hay avances en algunos temas de discusión, el acuerdo está aún lejos, por lo que podría posponerse hasta junio, cuando finaliza la prórroga de cuatro meses del rescate que el Gobierno griego acordó en febrero con las instituciones acreedoras (el BCE, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional).

"Estamos bastante lejos de una situación en la que esté a la vista un acuerdo final", comentaron fuentes de la eurozona, por lo que este lunes no habrá "ninguna decisión final".

El resultado del último encuentro de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona en Riga fue muy infructuoso.

Varufakis recibió duras críticas de sus colegas, que culparon a Grecia del escaso avance en las conversaciones.

Entonces Tsipras decidió cambiar su estrategia, y aunque mantuvo a Varufakis al frente de las negociaciones, colocó al viceministro de Relaciones Económicas Internacionales, Euclidis Tsakalotos, como coordinador del equipo.

Tsakalotos afirmó este domingo que se está "muy cerca de un acuerdo".

"Creo que después de semanas de laboriosas negociaciones, si hay una verdadera voluntad del otro lado (las instituciones), parece que el debate llegará a una etapa en que el acuerdo está muy cerca y en el próximo período se cerrará", dijo el viceministro en una entrevista con el diario griego "Avgi".

Ante el Parlamento Tsipras aseguró el viernes que su Gobierno "ha demostrado que está haciendo todo lo posible para llegar a un acuerdo honesto dentro de la Unión Europea" y reiteró que el pacto "solo es cuestión de voluntad política", pues no existe "ningún problema técnico".

Tanto el primer ministro como el resto del Ejecutivo han insistido en que no se cruzarán las líneas rojas del Gobierno, es decir, la reducción de salarios y pensiones y la eliminación de los convenios colectivos.

Además de estos escollos se abre un nuevo frente en torno al superávit primario, que los socios querrían fijar en el 2,5 % y Grecia del 1,2 % al 1,5 %, una cifra que determinará las medidas económicas que el país debe acometer.

En medio de las negociaciones y con acuciantes problemas de liquidez, el país debe afrontar el próximo martes una nueva devolución del préstamo al Fondo Monetario Internacional por valor de 760 millones de euros, un pago que Varufakis ha asegurado que se producirá.