Público
Público

Grecia construye un muro defensivo para cerrar la frontera con Turquía

El 90 % de los inmigrantes que entraron de forma ilegal al páis el pasado año, lo hicieron a través de esta frontera

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Grecia se ha lanzado a la construcción de un enorme foso defensivo en la frontera con Turquía para frenar el flujo de inmigrantes indocumentados que quieren entrar en la Unión Europea.

Así lo ha anunciado el diario griego To Vima con un amplio reportaje detalla la construcción de una trinchera anti carros de 120 kilómetros de largo, 30 metros de ancho y siete de profundidad, con el fin de convertir la región de Evros una zona esencial para la defensa del país.

El rotativo asegura que ya se ha terminado el primer tramo de la obra, de 14,5 kilómetros de longitud y se están preparando los trabajos para otros dos sectores de 11 y 13,5 kilómetros respectivamente. El foso, construido por las Fuerzas Armadas, forma parte del sistema de cierre de la frontera greco-turca a la inmigración ilegal, según To Vima.

La valla se encuentra en una zona clave para el flujo migratorio. En 2010, el 90 por ciento de los inmigrantes que entraron ilegalmente en el Espacio Schengen lo hicieron a través de esta frontera, de ahí que el Gobierno ateniense amenazase el inicio de las obras para un muro 'antiinmigrantes' el pasado enero.

La construcción del foso ha sido criticada por organizaciones en pro de los derechos de los inmigrantes y por expertos en la materia, que consideran que esta empresa es sólo una solución parcial, ya que el tráfico de inmigrantes puede seguir a través del río Evros.

Desde el punto de vista militar, la estructura aumenta la capacidad de defensa ante un hipotético ataque turco y permitirá disminuir las fuerzas militares en la zona y reducir gastos. Además, serviría también para contener las inundaciones, frecuentes en esa región.