Público
Público

Grecia pedirá una moratoria para ajustar sus cuentas antes de la llegada de 'los hombres de negro'

El próximo plazo del rescate al país heleno requiere del cumplimiento con los requisitos exigidos por la troika, pero en Grecia la recaudación fiscal y el descenso de los ingresos de la seguidad social están socavando sus cu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno griego pedirá a los dirigentes de la troika, cuya llegada se espera esta semana a Atenas, una moratoria de tres meses para recuperar el retroceso que ha habido en los ingresos del Estado en el primer trimestre y cumplir los requisitos del programa de ajuste, según medios griegos.

A pesar de que las negociaciones entre el Gobierno griego y los representantes de la troika quedaron interrumpidas a mediados de marzo, la edición electrónica del diario económico Naftemporiki afirma hoy que el Gobierno es optimista de que la troika de los acreedores de Grecia, formada por representantes del Fondo Monetario Internacional, de la Unión Europea y del Banco Central Europeo, aprobará esta moratoria, a la vista de la conflictividad social que entraña toda nueva medida. Según el memorando firmado el año pasado entre Grecia y sus acreedores a cambio de un préstamo de 130.000 millones de euros, el Gobierno griego debe adoptar, automáticamente, nuevas medidas de recortes, en caso de desviarse de sus objetivos fiscales, lo que agravaría aún más la recesión.

La troika no acepta que el Gobierno griego elimine la tasa especial sobre la propiedad, ni la propuesta de reducción de funcionarios vía jubilación 

Las malas noticias para el Gobierno griego llegan de dos frentes: por el de la recaudación fiscal y por el de los ingresos de las cajas de la seguridad social. Ya la semana pasada el Secretario General de la Recaudación Pública, Jaris Zeojaris admitió en un comunicado que las deudas a la Hacienda griega sumaron tan solo en los dos primeros dos meses del año 1.300 millones de euros. El total, las deudas al fisco heleno ascienden a 55.307 millones euros, según el comunicado, a pesar de que en enero y febrero hubo pagos atrasados por valor 488 millones de euros. Los ingresos de las cajas de seguridad social están en caída libre por el aumento del desempleo, mientras que sus gastos se han incrementado por el aumento del número de jubilaciones.

Entre los temas que han quedado pendientes, figura la prevista reducción de los funcionarios en 25.000 durante este 2013 y en 150.000 hasta finales de 2014, además de la tasa especial sobre la propiedad que el Gobierno tenía previsto eliminar en 2013, pero que la troika quiere mantener.

En su anterior visita, los representantes de la troika no dieron por buenos los argumentos del ministro de la Reforma Administrativa, Andonis Manitakis, de que la reducción del número de los funcionarios se logrará por vía de las jubilaciones y de la puesta en estado de reserva de varios miles de funcionarios. Tampoco aceptan que la tasa especial sobre la propiedad sea eliminada este año, insistiendo en que ello conduciría a un retroceso adicional de los ingresos del Estado en 1.000 millones de euros.

Del acuerdo entre el gobierno griego y los representantes de la Troika depende el desembolso de 6.000 millones euros, el tramo del segundo trimestre del préstamo de los 130.000 millones de euros.