Público
Público

Grecia sube impuestos a la clase media y las empresas forzada por la troika

Atenas debe aprobar un nuevo paquete de medidas de ajuste, incluida una reforma fiscal, para seguir recibiendo la ayuda de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grecia planea subir los impuestos a las empresas y la clase media en un esfuerzo por incrementar los ingresos en una reforma impositiva prometida desde hace tiempo a sus prestamistas internacionales, según fuentes de alto rango del Ministerio de Finanzas heleno. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han demandado al atribulado país que reforme el sistema impositivo, que es visto como corrupto e ineficiente, antes de un nuevo desembolso de 9.000 millones de euros en ayuda a comienzos del próximo año.

Pero Grecia no ha mostrado ningún progreso real al respecto y los desacuerdos respecto a quién debería pagar más y cuánto más ha generado duras disputas en la coalición de gobierno del primer ministro Antonis Samaras, conformada por partidos de izquierda y conservadores.

El Ministro de Finanzas planea elevar los impuestos corporativos sobre los beneficios a un 26% desde un 20%, señalaron las fuentes del Ministerio de Finanzas. En los dividendos, la tasa caería al 10% desde el actual 25% (lo que beneficia, sobre todo, a las empresas extranjeras). La propuesta de la cartera incluye reducir las bandas impositivas a tres desde ocho e imponer una tasa tope del 40% a ingresos por encima de los 40.000 euros. En la actualidad, ese gravamen se aplica a aquellos que tienen ingresos anuales por encima de los 60.000 euros, mientras que aquellos con ingresos superiores a 100.000 euros tributan un 45%. 'El nuevo sistema impositivo es más simple, más justo y con la visión puesta en el crecimiento', dijo la fuente.

La propuesta ofrece algo de alivio a la gente de bajos ingresos, ya que el tramo con exenciones impositivas para asalariados y pensionados subirá a los 9.000 euros desde los actuales 5.000 euros.

El nuevo sistema impositivo debe generar unos 1.100 millones de euros extras en ingresos desde el 2014, como parte de un paquete de austeridad de 13.500 millones de euros que Grecia aprobó el mes pasado para cumplir con los términos de su rescate. La coalición de aliados de Samaras ha amenazado con bloquear el acuerdo en el Parlamento, diciendo que perseguiría más a los contribuyentes honestos en vez de ir por los grandes evasores.

'Queremos que nuestro país cumpla con sus obligaciones (con los prestamistas)', dijo el jueves el líder del partido socialista PASOK, Evangelos Venizelos. 'Pero esto no puede ser a expensas de los asalariados y los pensionados, a expensa de los niños, de los jóvenes desempleados y de quienes trabajan por su cuenta', agregó.