Público
Público

Negociación Grecia y la troika acuerdan volver a Atenas para cerrar la segunda revisión del rescate

El Gobierno de Tsipras acepta poner en marcha a partir de 2019 "un paquete adicional de reformas" que se centrarán en el sistema fiscal, el sistema de pensiones y el mercado laboral

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El ministro griego de finanzas, Euclid Tsakalotos, conversa con su homólogo holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, antes del comienzo de la reunión de los ministros de la zona del euro en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir

Las instituciones acreedoras de Grecia (lo que hasta ahora se conocía como la troika, y ahora se denomina cuadriga: Comisión Europea, BCE, Mecanismo Europeo de Estabilidad, y FMI) y el Gobierno heleno han acordado este lunes en le marco de la reunión de ministros de Economías y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo), la vuelta de los equipos técnicos de a Atenas la semana próxima para negociar un paquete de reformas y cerrar la segunda revisión del rescate del país.

Así lo ha anunciado al término de la reunión el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en una rueda de prensa. "El resultado de hoy es que las instituciones volverán a Atenas en el muy corto plazo", ha anunciado. El ministro de Finanzas holandés ha explicado que los equipos técnicos de los acreedores (rabajarán con las autoridades griegas para diseñar "un paquete adicional de reformas" que se centrarán en el sistema fiscal, el sistema de pensiones y el mercado laboral.

El desbloqueo de la negociación sobre la revisión del rescate griego ha sido posible después de que el Ejecutivo de Alexis Tsipras haya aceptado legislar reformas adicionales a partir de 2019. Fuentes del Gobierno heleno señalaron que ninguna de las medidas que se aprueben comportará "ni un solo euro más de austeridad", ni cargas fiscales adicionales.

El pacto prevé que Grecia adoptará una serie de medidas adicionales que tan solo se aplicarán a partir de 2019, es decir, una vez finalizado el tercer rescate, y cuyo contenido todavía no ha adelantado el Gobierno. Con ello, Atenas cedió a las exigencias del FMI que, a cambio de su participación en el rescate, pidió medidas adicionales por un total de 3.600 millones de euros, lo que corresponde al 2 % del producto interior bruto (PIB).

Con estas medidas se supone que Grecia podría obtener un superávit primario del 3,5 % del PIB a partir de 2019, un objetivo que el organismo monetario internacional no veía posible con los parámetros que marcaba hasta ahora el tercer rescate.

Según las fuentes citadas, el acuerdo a nivel político alcanzado este lunes, que deberá ser detallado en las negociaciones a nivel técnico, contempla también un compromiso por parte de la Comisión de que se excluyan del cálculo del superávit primario los costes de un programa de creación de 100.000 empleos en los próximos dos años y medio por un valor total de 3.000 millones de euros.

Se trata de un programa que Grecia negocia con el Banco Mundial, en cooperación con las instituciones europeas. Además, añadieron las fuentes, el acuerdo político de hoy contempla la posibilidad de poder restaurar los convenios colectivos antes de que finalice el actual rescate, en agosto de 2018, algo a lo que se oponía el FMI.