Público
Público

Los griegos dan un respaldo al Gobierno socialista en las urnas

El PASOK evita un voto de castigo en los comicios locales por los recortes radicales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno socialista del primer ministro griego Yorgos Papandreu ha recibido un importante respaldo popular en la primera vuelta de las elecciones regionales y municipales que se celebraron hoy. Los candidatos del PASOK ganaron en ocho de las 13 regiones del país, entre ellas Atica, la importante provincia de la capital Atenas. Los conservadores de Nueva Democracia iban por delante en las otras cinco regiones y en los dos principales municipios, Atenas y Salonika, según los primeros resultados con el 11% de los votos escrutados, informó anoche el Ministerio del Interior heleno.

Papandreu había convertido estas elecciones locales en un referéndum sobre su Gobierno que se vio obligado a aplicar un recorte radical del gasto público para hacer frente a la grave crisis económica que atraviesa el país heleno, el más castigado de Europa. Las medidas incluyen la reducción del 25% en los salarios de los empleados públicos, el retraso de la edad de jubilación y el aumento de impuestos.

Los socialistas ganan en ocho de las trece regiones del país

'El pueblo griego nos llevó al poder hace un año y hoy ha confirmado que apoya este cambio. Mañana seguiremos trabajando en ello', dijo Papandreu anoche en la televisión tras conocerse los primeros resultados.

Atenas tuvo que pedir un préstamo de 110.000 millones de euros a la Comisión Europea y al Fondo Monetario Internacional para evitar la bancarrota. A cambio, los donantes han obligado al Ejecutivo de Papandreu a acometer un radical ajuste presupuestario que ha provocado varias huelgas y protestas en Grecia en los últimos meses.

La semana pasada, el primer ministro había anunciado que convocaría elecciones nacionales anticipadas si los votantes retirasen la confianza al PASOK en las municipales y regionales del domingo. 'No estoy pegado a mi silla. Sólo me interesa luchar por los intereses de mi país. Los ciudadanos deben decidir en quién confían para gobernar', declaró Papandreu, pidiendo un respaldo para el impopular programa de ajuste.

Papandreu había anunciado comicios anticipados en caso de una derrota

Los comicios fueron los primeros desde que el PASOK volviera al poder hace un año con el 43,6% de los votos.

Para el líder socialista una derrota hubiese sido ganar en menos de cinco regiones. A la vista de los sondeos, parece que Papandreu ha conseguido su objetivo de convertir el voto local en un claro respaldo para el Gobierno. Pero no todos los votantes estaban de acuerdo con esa estrategia. 'Voy a votar en contra del Gobierno a pesar de que el año pasado di mi voto al PASOK. Me da igual si eso conlleva a elecciones anticipadas. Eso ha sido un chantaje a todos los votantes del PASOK', declaró a Reuters el abogado Cristos Nikoltsopulos.