Público
Público

Los griegos vuelven a salir a la calle contra los recortes sociales

Miles de personas se manifiestan contra el Gobierno en la sexta huelga del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los alrededores del Parlamento de Grecia y de la Universidad de Atenas, a pocos metros de la Acrópolis y del Partenón, estaban ayer ocultos por el humo de los gases lacrimógenos de las fuerzas antidisturbios. Unas 11.000 personas, según cifras oficiales más de 70.000, calcularon los sindicatos se manifestaron ayer en la capital griega para protestar contra la política de recortes sociales del Gobierno. Es la sexta huelga general del año desde que las autoridades helenas tuvieron que adoptar un plan de austeridad debido a la crisis económica.

Muchos bancos y comercios del centro de Atenas respondieron a la llamada a la huelga de los sindicatos. Varios también echaron el cierre ante la violencia de algunos manifestantes. La policía se enfrentó a un grupo que arrojaba piedras contra el edificio del Parlamento, incendiaba contenedores de basura y montaba barricadas.

En Salónica, la segunda ciudad del país, unas 9.000 personas también se manifestaron y el transporte urbano estaba totalmente paralizado. En los muelles de El Pireo, el puerto cerca de Atenas que permite ir a las islas del Mediterráneo, los turistas estaban bloqueados porque sólo unos pocos barcos zarparon.

Precisamente ayer, los diputados griegos comenzaron el debate sobre una subida de la edad de jubilación de 61 a 65 años. Pero esa es sólo una de las medidas que el Gobierno socialista de Yorgos Papandreu debe adoptar para conseguir un préstamo de 110.000 millones de euros de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional. Entre otras reformas, las autoridades también quieren facilitar los despidos, recortar las pensiones y la seguridad social. El préstamo salvará a Grecia de la quiebra y el plan de austeridad debe durar al menos tres años.

Según las cifras de la policía, el parón de ayer tuvo un seguimiento mucho menor que los anteriores. El 5 de mayo, por ejemplo, 50.000 personas salieron a la calle; 25.000 hicieron huelga el 20 de mayo. Las siete manifestaciones del año estuvieron marcadas por la violencia, aunque ayer no se informó de ninguna muerte.

La huelga de ayer fue para los habitantes de Atenas un verdadero apagón, pues los hospitales sólo funcionaron con personal de emergencia, apenas había transporte y varios periódicos decidieron no publicar su edición de hoy.

Las autoridades griegas consideran que las vacaciones de verano influirán en la debilidad de las protestas. Los sindicatos ya han anunciado que convocarán otra movilización en julio.