Público
Público

Un grupo neonazi griego asesina en Atenas a un rapero antifascista

Pavlov Fryssas, más conocido como 'Killah P', fue apuñalado el martes en un barrio al sur de la capital. La Policía ha detenido al autor confeso, que asegura pertenecer al partido Amanecer Dorado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pavlov Fryssas, más conocido en Grecia como Killah P, murió apuñalado la noche del pasado martes en el barrio ateniense de Keratsini después de sufrir el ataque de un grupo de ultras supuestamente vinculados al partido neonazi Amanecer Dorado, con 18 diputados en el parlamento heleno, informaba este miércoles el diario griego Kathimerini.

Según informó la Policía a Efe, el agresor, de 45 años, fue detenido poco después del ataque y confesó haber apuñalado a Fryssas, que murió poco después en el hospital. También reconoció pertenecer al partido Amanecer Dorado, que ante las acusaciones de los medios y de varios políticos emitió un comunicado en el que condenaba el ataque y rechazaba toda incriminación.

Fryssas era un conocido rapero griego vinculado a la izquierda política. De hecho, el partido anticapitalista ANTARSYA y el Partido Comunista han condenado el ataque y han acusado a Amanecer Dorado de estar detrás de la muerte del cantante. Ambas formaciones han asegurado que el rapero había sido atacado por estar involucrado en actividades antifascistas.

Según publican varios medios griegos, previamente al ataque se produjo una acalorada discusión en un bar entre los dos hombres durante un partido de fútbol. Tras el rifirrafe, el detenido salió de la cafetería, donde esperó, junto a otras 15 personas, para atacar al rapero.

La policía se encuentra en estos momentos registrando la central de Amanecer Dorado en Atenas, indicó un portavoz a Efe. Sin embargo la formación neonazi calificó de 'calumnia' todas las incriminaciones en su contra.

El parlamentario del partido ultraderechista Ilias Kasidiaris ha negado que su organización esté involucrado en el asesinato, y ha asegurado que interpondrán una demanda por falsas acusaciones. El diputado afirma que no hay motivación política detrás del ataque y que sus opositores estaban acusando injustamente a su partido de crear 'un clima de polarización y guerra'.

A primeras horas de la mañana se concentraron varios cientos de personas en el lugar del ataque para manifestar su repulsa contra la violencia neonazi.

DISPLAY CONNECTORS, SL.