Público
Público

Una guardería japonesa escanea las manos para entrar

El establecimiento, que lleva al extremo la preocupación por la seguridad de los niños, ya tiene cámaras de seguridad y cerraduras electrónicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una guardería japonesa muy consciente de la seguridad ha instalado un sistema de autenticación biométrica a la entrada, que escanea las manos de los visitantes para evitar que entren extraños a sus instalaciones.

'Estamos muy preocupados de que entren intrusos al lugar y lastimen o se lleven a los niños', dijo Toshifumi Morio, empleado de la empresa Happiness Social Welfare, en Osaka, que administra la guardería Happiness Kamiishi en el oeste de Japón.

'Y pensamos que si íbamos a reforzar la seguridad... ¿por qué no reforzarla al máximo?', agregó.

La guardería Happiness (felicidad, en inglés), que ya tiene cámaras de seguridad y cerraduras electrónicas, instaló en octubre los escáneres de manos, dijo Mario.

Su puerta de acero se abre sólo después de que se inserte el pin y que se apoye la palma de la mano con la información registrada de los padres y cuidadores, añadió.

Muchas escuelas japonesas elevaron sus medidas de seguridad después de que un hombre matara a puñaladas a ocho niños hace seis años y de que una niña apuñalara a un compañero en 2004.

Tecnología vs. personas 

Fujitsu, grupo japonés de electrónica que proporcionó el producto, de 2 millones de yenes (unos 12.500 euros) a la guardería Happiness, dijo que el sensor de manos es comúnmente usado para conectarse a ordenadores y cajeros automáticos, pero esta es la primera vez que es usado para guarderías o escuelas.

Pero más allá de cuánta seguridad de alta tecnología se pueda conseguir, Morio dice que nada es mejor que el ojo humano.

'Lo mejor es que nuestro personal esté allí, pero es difícil porque los niños entran y salen en diferentes momento', añadió.