Público
Público

La 'guerra de las cárceles' pone en apuros a Chávez

En dos días han muerto 25 reclusos en la prisión venezolana de El Rodeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La convalecencia de Hugo Chávez en La Habana es de todo menos tranquila. Las urgencias médicas (el presidente venezolano fue operado para eliminar un absceso pélvico el 10 de junio) han dado paso a las emergencias políticas, menos dolorosas pero más molestas: crisis energética que provoca apagones constantes en diversas partes del país; una inflación disparada (23%) y la guerra de las cárceles, que ha dejado al descubierto la crueldad de un régimen penitenciario incapaz de impedir los 124 asesinatos de reclusos acaecidos en el primer trimestre del año, según datos del Observatorio Venezolano de Prisiones.

El penúltimo capítulo vivido en la cárcel de El Rodeo comenzó horas después de que el presidente venezolano fuera operado en Cuba. Y no se exagera cuando se habla de batalla: 600 presos armados gastaron más de 3.000 balas para dirimir rencillas internas, con resultado sangriento: 25 muertos (70 denuncian desde el interior de las cárceles) y varias decenas de heridos.

Una ONG denuncia que la tasa de hacinamiento en las cárceles es del 300%

El hacinamiento inhumano, más del 300%, es clave para explicar estallidos salvajes como los de estos días, seguidos por medio país a través de los medios de comunicación y de las denuncias de los familiares. En Venezuela, 49.224 presos malviven en prisiones que sólo deberían albergar a 14.000 personas. Y el 40% de ellos lo hace soportando, además, el limbo jurídico de no haber sido procesados, según los datos de la misma ONG, que se ha convertido en un pepito grillo muy molesto para el Palacio de Miraflores.

Tanto es así, que en estos días se han sucedido los ataques de sectores oficialistas contra Humberto Prado, coordinador del Observatorio, y contra otros defensores de derechos humanos, hasta hace muy poco criticados por la oposición por su cercanía con el Gobierno bolivariano.

Incluso la Fiscalía General iniciará una investigación para determinar la 'responsabilidad' de estas ONG, tras las declaraciones de un reo a la televisión pública. 'Nosotros no somos estudiados, ellas [las ONG] nos orientan para crear una crisis, para que el mundo sepa lo que estamos viviendo', declaró el preso, que ocultaba su rostro y su identidad.

Anoche, 200 presos mantenían su rebelión contra cientos de paracaidistas y contra la Guardia Nacional, que sí pudo trasladar a 2.500 reclusos de otra prisión. Tareck El Aissami, ministro de Interior y Justicia, fustigó a las mafias que controlan las prisiones. 'Debemos transformar esta realidad en un modelo humanizado', insistió el ministro, que se ha convertido en blanco de la oposición. La Mesa de la Unidad Democrática inició ayer una recogida de firmas para pedir su cese.