Público
Público

La guerra comercial de Trump podría suponer el fin del Ketchup americano en Europa

China ha respondido a los aranceles comerciales estadounidenses con unas medidas de similar cuantía, por valor de 34.000 millones de dólares.

Publicidad
Media: 3
Votos: 5

Botes de ketchup Heinz en un supermercado. REUTERS/Arnd Wiegmann

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha entrado en vigor este jueves y ha dejado las primeras consecuencias en los mercados internacionales. Los aranceles impuestos por EEUU al país asiático, con un valor de 34.000 millones de dólares, no han tenido en obtener respuesta. 

Pero, no ha sido la única respuesta a la política económica de Trump, en tanto que Europa ha decidido no permanecer ajena al conflicto y planea imponer aranceles por valor de 21.000 millones de dolares (18.000 millones de euros) a una lista de productos en la que destaca el Ketchup.

La decisión de la Unión Europea se plantea como una medida de contraataque en caso de que Trump decida imponer tasas de aranceles a los coches europeos exportados a territorio estadounidense, tal y como ha informado el Financial Times

No obstante, algunas informaciones apuntan que las amenazas de Trump al sector automovilístico europeo no se cumplirá.

En el caso de China, la respuesta se ha centrado en agravar los aranceles de productos agrícolas. Una decisión que parece "bien dirigida" a algunos estados norteamericanos que han apoyado las políticas "populistas de Trump", tal y como ha apuntado Carsten Menke, analista de materias primas del banco suizo Julius Baer.

"Si se introducen los aranceles, los granjeros estadounidenses perderán competitividad en el mercado de exportaciones y necesitarán encontrar otros compradores"

Este experto explica que EE.UU. es uno de los dos mayores vendedores de soja a nivel mundial, junto a Brasil, y que China es el máximo comprador -con una cuota del 60 % sobre el total de importaciones-.

"Si se introducen los aranceles, los granjeros estadounidenses perderán competitividad en el mercado de exportaciones y necesitarán encontrar otros compradores", lo que impactará en sus negocios y podría perjudicar a Trump de cara a las elecciones de medio mandato de noviembre en EEUU, señala.

La aprobación de medidas por parte de China podría llevar a EE.UU. a cumplir con sus amenazadas de imponer una nueva remesa de aranceles a productos procedentes del país asiático cuyo valor total podría ascender a los 500.000 millones de dólares, provocando un aumento del conflicto.

"No queremos ver una escalada de las fricciones comerciales", recalcó Pekín, que anunció que se pondrá en contacto inmediatamente con la Organización Mundial de Comercio (OMC) y otros países para "proteger conjuntamente el libre comercio y el sistema multilateral".