Público
Público

Guerra nuclear Un nuevo ensayo nuclear provoca un fuerte terremoto en Corea del Norte

El país sufrió un fuerte terremoto de entre 5,7 y 6,3 grados de magnitud originado por "causas artificiales". Pyongyang confirma el "total éxito" de sus pruebas con bombas de hidrógeno que, amenazan, puede ser instalada en uno de sus misiles intercontinentales.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 10
Comentarios:

Lee Mi-Seon, directora general del Centro Meteorológico de Corea del Sur, detalla las diferencias entre un terremoto natural y otro artificial, en Seúl, tras el seísmo vivido por las pruebas nucleares de Corea del Norte. EFE/J. Heon-Kyun

Un nuevo ensayo nuclear del régimen de Kim Jong-un ha causado un terremoto de 6,3 grados de magnitud en Corea del Norte. Así lo han confirmado las autoridades de Corea del Sur, Japón y China, así como desde la propia Pyongyang, que ha constatado el "total éxito" de sus pruebas con una bomba de hidrógeno y ha amenazado con utilizarla en uno de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBMs). Así lo ha confirmado un anuncio de la televisión estatal norcoreana KCTV.

"El test fue realizado con una bomba con un poder sin precedentes", señaló la locutora Ri Chun-hee, la encargada de dar las noticias más importantes para el régimen, quien añadió que el ensayo tuvo "dos fases" y que no se ha producido "ninguna fuga de materiales radiactivos ni impacto adverso en el medio ambiente".

El nuevo ensayo armamentístico norcoreano fue ejecutado por orden directa del líder Kim Jong-un, según la KCTV, que mostró fotografías del mandatario en su despacho y sus habituales imágenes propagandísticas sobre anteriores lanzamientos de misiles.

La prueba "tenía como objetivo examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear, así como del nuevo diseño y estructura internos para manufacturar bombas H instalables en ICBMs", añadió la agencia estatal KCNA.

El seísmo fue detectado en Corea del Norte a las 12.36 horas surcoreana (3.36 GMT) en la provincia de Hamgyong del Norte, en el noreste del país y fronteriza con China, donde se ubica la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, escenario de los cinco ensayos atómicos norcoreanos hasta la fecha.

El Gobierno de Seúl anunció la convocatoria de una reunión de emergencia del Consejo Nacional de Seguridad, en declaraciones de un portavoz recogidas por la agencia de noticias surcoreana Yonhap. El Ejecutivo japonés, por su parte, también confirmó la detección del seísmo, así como sus causas artificiales. 

"Hemos llegado a la conclusión de que Corea del Norte ha realizado su sexta prueba nuclear", dijo en rueda de prensa el ministro nipón de Asuntos Exteriores, Taro Kono, tras señalar que el seísmo alcanzó los 6,1 grados en la escala abierta de Ritcher y tuvo su hipocentro a muy poca profundidad. Seúl señaló que el seísmo tuvo 5,7 grados de magnitud, según dijo en un comunicado el mando conjunto de las fuerzas surcoreanas.

Corea del Norte ha realizado ya seis ensayos nucleares

Por su parte, el Centro de Redes Sismológicas de China indicó que el temblor fue de 6,3 grados Ritcher y se originó a menos de un kilómetro de profundidad, e informó de la detección de un segundo terremoto de menor intensidad (4,6 grados) unos ocho minutos después del primero.

La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO), un organismo autónomo de la ONU, también confirmó la detección de un "inusual evento sísmico" en Corea del Norte, con una magnitud "más fuerte que en las anteriores pruebas nucleares declaradas" del país asiático. "El evento parece haber sido más grande que el registrado en septiembre del año pasado y la ubicación fue muy similar a la de ese evento", indicó la CTBTO, al precisar que la magnitud del seísmo fue de magnitud 5,8 en la escala de Richter, medio punto menos que lo establecidos por otras fuentes.

"Si se confirma que fue un ensayo nuclear, este acto indicaría que el programa nuclear de Corea del Norte está avanzando con rapidez", agregó el secretario general de la CTBTO, Lassina Zerbo. "Constituye una nueva quiebra de la norma universalmente aceptaba en contra de las pruebas nucleares. Se trata de una norma que ha sido respetada por todos los países menos uno desde 1996", señaló en referencia a la firma de este tratado hace 21 años. "Insto a Corea del Norte a dejar de realizar más pruebas nucleares y adherirse a los 183 países que han firmado el acuerdo de la CTBTO", declaró Zerbo en el comunicado.

El Ejército surcoreano ha elevado su nivel de alerta al máximo ante la nueva provocación del país vecino, mientras que Tokio ha enviado aviones de reconocimiento de sus fuerzas aéreas para medir posibles variaciones en los niveles de radiactividad en el aire.

Respuesta conjunta

Tokio, Seúl y Washington tienen previsto mantener una conferencia telefónica hoy para analizar la situación y dar una respuesta conjunta a la nueva prueba nuclear de Pyongyang, que tiene lugar en la misma semana en que el régimen de Kim Jong-un lanzó un misil balístico sobre Japón que cayó en el Pacífico.

El aparente sexto ensayo atómico norcoreano se produjo unas horas después de que Pyongyang anunciara que ha desarrollado una bomba de hidrógeno que puede ser instalada en un misil balístico intercontinental (ICBM).

Corea del Norte ha llevado a cabo cinco ensayos nucleares hasta la fecha, de los cuales los dos últimos tuvieron lugar en enero y septiembre de 2016. Además, a principios del pasado julio el hermético régimen realizó su primer ensayo con éxito con un misil balístico intercontinental, seguido de otro test de un proyectil similar a finales de ese mes.