Público
Público

La guerra contra el terror eclipsa otros conflictos

Oxfam advierte: "El mundo será más inseguro si no se protege a la población civil"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cada vez que parábamos, oíamos los combates acercándose. Nos seguían y tuvimos que dejar a mi madre atrás, era mayor y no podía correr más. No podíamos llevarla a ella y a los niños. La dejamos en una casa, y cuando la milicia la encontró, la mató'. Es el testimonio de una mujer de la República Democrática del Congo recogido por Intermón Oxfam (IO).

En este país africano mueren cada día 1.500 personas víctimas del conflicto armado, la cifra más alta del mundo. Pero la guerra contra el terror ha eclipsado esta crisis y otras 'que se eternizan en el tiempo' como Darfur, Colombia y Sri Lanka. Así lo denuncia esta organización en el informe Por un mañana más seguro, presentado ayer en Madrid.

Las guerras actuales se ceban en los más débiles: la población civil y, en especial, las mujeres. Por eso, OI exige a la comunidad internacional que dé prioridad a su protección en la respuesta a cualquier conflicto.

La portavoz de la organización, Pilar Orenes, criticó el doble rasero de los estados para frenar 'crímenes de guerra cometidos por amigos y enemigos', en especial los cinco miembros con derecho a veto del Consejo de Seguridad de la ONU: 'Uno tras otro bloquean cualquier actuación efectiva que vaya en contra de sus aliados o de sus intereses'. La rápida intervención de la UE en Rusia y Georgia contrasta con la lenta respuesta en conflictos como el de Darfur, en el que han muerto más de 200.000 personas y 2,5 millones han sido desplazadas.

'El mundo será más inseguro si no se protege a la población civil', advirtió Orenes, ya que 'ningún país es inmune a la inseguridad y las amenazas de un conflicto, aunque ocurra al otro lado del planeta'.

La portavoz de IO resaltó que algunos gobiernos 'justifican un elevado número de muertes civiles por una relativamente pequeña victoria en la guerra contra el terror'. Señaló que esa tendencia es una de las razones del fracaso de esa política, como sugiere el testimonio de un afgano entrevistado en 2007: 'Los talibanes mataron a dos miembros de mi familia. Las fuerzas invasoras a 16. Es fácil imaginar de qué lado estoy'.