Público
Público

Guillermo Fariñas recibe el alta médica

Todavía presenta graves problemas de salud, aunque está dispuesto a una nueva huelga si continúa la "represión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El disidente cubano Guillermo Fariñas saldrá este jueves del hospital tras cuatro meses en la unidad de cuidados intensivos, donde estuvo en peligro de muerte a consecuencia de una huelga de hambre y sed por la liberación de 26 presos políticos enfermos.

Pese a su delicado estado de salud, el periodista independiente está dispuesto a realizar otra protesta similar si continúa la 'represión' contra los opositores.

'Mi método de enfrentamiento al régimen no es la violencia, nunca ha sido protagonizar actos de violencia, es a través de la autoagresión con ayunos prolongados', dijo Fariñas en una entrevista telefónica desde el Hospital Arnaldo Milián Castro de la ciudad de Santa Clara, en la provincia de Villa Clara (centro).

Fariñas, de 48 años, regresará en las próximas horas a su casa en Santa Clara, pero bajo una estricta vigilancia médica debido a que todavía presenta problemas que mantienen en peligro su vida como el trombo que afecta 'tres venas importantes' con el 'riesgo de que se pueda desprender en cualquier momento', según ha comentado.

El pasado 24 de febrero Fariñas inició una huelga de hambre y sed en homenaje al preso fallecido Orlando Zapata que duró 134 días y que concluyó el 8 de julio , después de que el Gobierno cubano se comprometiera a liberar a 52 disidentes del Grupo de los 75, condenados en 2003. 

El opositor, que ha realizado 23 huelgas de hambre desde el año 1995, tampoco puede caminar como consecuencia de una 'polineuropatía producto de la desnutrición'. 'Va a llevar un tiempo para que pueda volver a recuperar el ritmo, debemos ser pacientes porque no puedo hacer terapias debido al problema con el trombo', confesó el psicólogo cubano.

Aunque su propuesta tuvo los resultados deseados, Fariñas ha dejado claro que estaría dispuesto a someterse a un ayuno prolongado 'y a poner en riesgo' su vida si se vuelven a presentar situaciones como la de Zapata Tamayo, quien murió tras más de 80 días de huelga de hambre. 'Mientras haya una acción de represión del régimen de Castro yo seguiré con mi protesta', sostuvo.

Para Fariñas las excarcelaciones 'son apenas el primer punto' de un 'largo camino' hacia 'la democracia' en la isla. A su juicio, todavía 'no se han visto cambios reales' en la sociedad cubana y alertó de que 'mientras no se modifiquen las leyes' en Cuba 'es posible que haya otra Primavera Negra '.