Público
Público

Guindos ve "posibilidad de contagio" si el Eurogrupo no logra una "decisión concluyente" sobre Chipre

Máxima expectación ante la reunión de los ministros de la Eurozona y las negociaciones entre Anastasiadis y la troika. El titular español de Economía reclama proteger los depósitos inferiores a 100.000 euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este domingo que es 'importantísimo' lograr un acuerdo sobre el rescate de Chipre 'para el conjunto de la unión monetaria' y ha avisado de la 'posibilidad de contagio' si el Eurogrupo no logra esta madrugada una 'decisión concluyente'. Un acuerdo sobre el rescate 'no solamente es importante para Chipre, es importante para el conjunto de la unión monetaria', ha dicho Guindos a su llegada a la reunión extraordinaria del Eurogrupo, que ha comenzado pasadas las 22.00 horas del domingo, tras cuatro horas de retraso.

A última hora de la noche, el presidente chipriota, Nicos Anastasiadis, retomaba las negociaciones con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, un encuentro que ya de madrugada proseguía en paralelo al Eurogrupo. El presidente de este último, Jeroen Dijsselbloem, se había limitado antes de medianoche a informar a sus homólogos de la marcha de las conversaciones y a continuación había decretado un primer receso en la reunión.

Según la agencia de noticias chipriota CNA, durante esas conversaciones, Anastasiadis ha llegado incluso a amenazar a la troika con su dimisión ante la postura inflexible del FMI. 'Presento una propuesta y no me la aceptan, presento otra y pasa lo mismo. ¿Qué más quieren que haga? ¿Quieren obligarme a dimitir? Si es lo que quieren, háganmelo saber', ha dicho.

'Entro confiado en que consigamos un acuerdo', había resaltado Guindos horas antes, al entrar en la reunión. 'La posibilidad de contagio se pondría de manifiesto si la unión monetaria, en este caso el Eurogrupo, no es capaz de tomar una decisión que sea concluyente en relación con la economía chipriota', ha avisado el ministro de Economía. 'Eso es lo más importante en estos momentos: que seamos capaces de ponernos de acuerdo para llegar a una solución que sea concluyente para Chipre y que evite que se produzcan situaciones indeseables para el conjunto de la Unión', ha subrayado Guindos.

En todo caso, el representante español en el Eurogrupo ha insistido que el de Chipre 'es un caso excepcional y único' debido a 'una banca absolutamente sobredimensionada' y 'con un porcentaje de depósitos de no residentes muy elevado'. 'Yo no diría que fue una chapuza', ha asegurado Guindos al ser preguntado por el plan inicial de rescate aprobado la semana pasada, que gravaba los depósitos inferiores a 100.000 euros pese a estar protegidos por las normas de la UE, y que fue rechazado por el parlamento chipriota.

El ministro de Economía ha recordado que el Eurogrupo ya rectificó el pasado lunes y pidió que no se aplicara la tasa a los depósitos inferiores a 10.000 euros. 'Por eso peleó España y va a continuar peleando', ha apuntado. En todo caso, Guindos ha justificado que 'una parte de la ayuda' tiene que provenir de los propios bancos chipriotas, ya que el Eurogrupo ya ha ofrecido al Gobierno de Nicosia un rescate de 10.000 millones de euros, equivalente al 50% del PIB de la isla.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha avisado de que el acuerdo sobre el rescate depende de que el Gobierno de Nicosia 'vea la situación de forma realista'. 'Espero que seamos capaces de alcanzar un acuerdo. No obstante, esto exige que Chipre vea la situación de forma realista', ha dicho Schäuble a su llegada a la reunión extraordinaria del Eurogrupo. 'Estamos dispuestos a lograr una solución, queremos hacer todo lo posible y no pasar todos los fines de semana aquí, pero eso no depende de nosotros, sino de Chipre', ha resaltado el ministro alemán de Finanzas.

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, ha dicho que Chipre tiene una 'economía casino' debido a la 'hipertrofia' de su sector bancario, lo que a su juicio justifica que contribuya a su rescate. No obstante, Moscovici ha pedido que se excluya de cualquier quita a los depositantes con menos de 100.000 euros. 'Estamos aquí para encontrar una solución que debe ser completa y justa', ha declarado Moscovici a su llegada a la reunión del Eurogrupo, que ha pronosticado que será larga. 'Los parámetros de la solución existen, pero el diablo está a menudo en los detalles', ha agregado.

En esta recta final, la rienda de las negociaciones las ha asumido el presidente chipriota, Nicos Anastasiadis, que llegó a Bruselas poco después del mediodía del domingo. En frente están los máximos representantes de la troika: la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; y los presidentes del BCE, Mario Draghi; y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso. En este encuentro, han participado además los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

El presidente Anastasiadis, que apenas lleva un mes en el cargo, afronta la crisis más difícil a la que se ha enfrentado Chipre desde que en 1974 fue invadida por el Ejército turco, causando la división de la isla. El principal escollo parece ser, según la información que ha trascendido, el rechazo del Gobierno de Nicosia a la exigencia del FMI de reestructurar también el Banco de Chipre, la primera entidad del país, algo que rechaza el Gobierno de Nicosia. Las autoridades chipriotas ya han aceptado liquidar el segundo banco del país, Laiki, e imponer una tasa del 20% a los grandes depositantes del Banco de Chipre. La UE exige que Nicosia aporte hasta 7.000 millones de euros para financiar su propio rescate.

Los diecisiete ministros de Finanzas de los países que integran el euro coincidieron en que es urgente la necesidad de llegar hoy a un acuerdo 'creíble y concluyente' para las finanzas chipriotas porque está en peligro la estabilidad de toda la unión monetaria. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, reconoció el pasado viernes ante el Parlamento Europeo que Chipre representaba un riesgo sistémico para el conjunto de la economía europea. Esta es la cuarta reunión extraordinaria del Eurogrupo desde que en la madrugada del 16 de marzo acordaran un programa de asistencia financiera a Chipre por 10.000 millones de euros, de los que 5.800 millones debían proceder de un gravamen único que Nicosia aceptó que impondría a los depósitos bancarios, incluyendo entonces los inferiores a 100.000 euros.

Si no hay un acuerdo antes del lunes, el BCE dice que suspenderá la financiación de emergencia de los bancos chipriotas, provocando su colapso y probablemente forzando la salida del país de la eurozona. En un intento de conseguir los fondos solicitados por Europa, las autoridades chipriotas aceptaron un impuesto sobre los depósitos bancarios superiores a los 100.000 euros, un cambio drástico de opinión respecto a la de hace cinco días, cuando el Parlamento rechazó una propuesta parecida calificándola de 'robo bancario'.