Publicado: 01.12.2016 08:16 |Actualizado: 01.12.2016 13:01

La Habana despide a Fidel con emoción contenida

Las cenizas de Castro han abandonado la Plaza de la Revolución rumbo a Santiago de Cuba. La caravana ha partido en un ambiente de emoción contenida, haciendo paradas en varias poblaciones para pasar la noche en Santa Clara junto a los restos del Che.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Un coche militar transporta los restos de Fidel Castro en La Habana. REUTERS

Un coche militar transporta los restos de Fidel Castro en La Habana. REUTERS

LA HABANA.- El último día de Fidel en La Habana comienza muy temprano, antes de las 6 de la madrugada. A esa hora, pese a que todavía es de noche, miles de personas se han juntado ya en la Plaza de la Revolución. Solo hace unas horas que terminó el acto de masas de la noche anterior, pero la gente ya ha vuelto a la calle. En un silencio respetuoso y sorprendente, han ido colocándose en dos filas que dejan espacio para que pase la caravana fúnebre.



Tras más de una hora de espera, a las 7.15, las cenizas de Fidel atraviesan la plaza. Han salido desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas, envueltas en una bandera cubana y situadas en la parte trasera de un vehículo militar.

En el momento en que pasa el cortejo la gente se queda en silencio. Es una especie de calma tensa, de emoción contenida. Solo se escuchan sollozos y algún lamento. "Ay, Fidel", dice una señora mayor. "Míralo", le contesta otra.

Miles de cubanos han participado participan en el acto celebrado para despedir al fallecido líder cubano Fidel Castro, en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba. EFE/Ernesto Mastrascusa

Miles de cubanos han participado participan en el acto celebrado para despedir al fallecido líder cubano Fidel Castro, en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba. EFE/Ernesto Mastrascusa

En cuanto la caravana se aleja un poco, rumbo al Malecón, el silencio se rompe. Un largo aplauso deja paso a los "¡Viva Fidel!" y los cánticos revolucionarios.

La comitiva fúnebre continúa su marcha por la Calle 23 hacia el Malecón, hasta salir de La Habana. Enfila entonces la Carretera Central, que la llevará a entrar en Santiago de Cuba el día 3 de diciembre. Las paradas de hoy son en San Miguel del Padrón, San Francisco de Paula, Mayabeque, Matanzas, Los Arabos, Santa Clara y Cienfuegos.

La Habana vuelve a quedarse en silencio al despedirse definitivamente de Castro. La gente regresa a sus casas cabizbaja, con cara llorosa. Poco a poco se va restableciendo la normalidad diaria, aunque muy marcada por el luto. Solamente rompen ese silencio las salvas de artillería disparadas a cada hora en punto desde el Castillo del Morro, en el Malecón.

Mientras, en Santa Clara, la caravana fúnebre pasa toda la noche junto a los restos del Che Guevara, en él Mausoleo de la ciudad. En unas horas el complejo partirá de nuevo. En total recorrerá más de mil kilómetros de una ruta que recrea la que el Ejército Rebelde realizó en el 59, tras el triunfo de la Revolución.