Público
Público

Habrá corte especial para los rebeldes de Uganda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Uganda y los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), acusados de secuestrar niños y niñas para usarlos como soldados y esclavas sexuales, han eliminado uno de los puntos que los separaba de lograr un acuerdo de paz definitivo.

En la ciudad sudanesa de Juba, donde negocian desde hace 19 meses, han acordado crear una sala especial dentro del Tribunal Supremo ugandés para juzgar los crímenes de que se acusa a los máximos líderes del LRA, que se sublevó contra el Gobierno en 1987.

El líder del LRA, Joseph Kony, y dos de sus subcomandantes están acusados por el Tribunal Penal Internacional (CPI) de La Haya, pero cuando iniciaron las conversaciones de paz ya advirtieron de que jamás firmarían un acuerdo final si no tenían garantías de no ser entregados a la CPI.

El acuerdo judicial alcanzado parece garantizarlo, pero algunos lo ven como un paso hacia la impunidad. “No es aceptable un trato que se burla de la ley internacional”, dijo ayer Christopher Keith Hall, de Amnistía Internacional.

“No tenemos garantías de que la sala a crear tenga la voluntad de celebrar juicios que no sean una farsa”, añadió.

Por su parte, Human Rights Watch consideró que el acuerdo “puede ser un gran paso hacia la paz y la justicia en Uganda, pero la verdadera prueba es cómo el acuerdo se materialice en la práctica”.

Se estima que la mitad de los combatientes del LRA, conocido por atrocidades como cortar las orejas y los labios a sus prisioneros, son niños secuestrados.