Publicado: 24.08.2014 19:09 |Actualizado: 24.08.2014 19:09

Hallan 18 inmigrantes muertos en una barcaza que intentaba llegar a las costas de Lampedusa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Marina italiana encontró hoy los cadáveres de 18 inmigrantes en una lancha neumática en la que viajaban otros 73 y que estaba a la deriva al sur de las costas de la isla italiana de Lampedusa.

En un comunicado la Marina informó del hallazgo de los inmigrantes muertos durante la madrugada, pero se desconocen las causas del fallecimiento.

Asimismo, informó de que desde el pasado viernes en varias operaciones se han rescatado a 3.500 inmigrantes que viajaban a bordo de varias embarcaciones para atravesar el Canal de Sicilia y llegar desde el norte de África a las costas italianas.

El último rescate se produjo a primeras horas de la mañana de hoy cuando se localizó una barcaza con 215 inmigrantes, 55 de ellos mujeres y 39 menores.

Esta nueva tragedia en el Mediterráneo se une a la del pasado viernes frente a las costas de Libia cuando naufragó una barcaza con cerca de 300 personas a bordo y por ahora se han podido recuperar 20 cadáveres y 170 están aún desaparecidos, según informan los medios italianos.

Desde principios del año han llegado a las costas italianas 110.000 inmigrantes.

En octubre de 2013, Italia puso en marcha el programa "Mare Nostrum" para patrullar el Mediterráneo y socorrer a los miles de personas que tratan de llegar al país, después de que 366 inmigrantes fallecieran tras el naufragio de su embarcación a pocas millas de la isla de Lampedusa.

La operación cuesta a Italia 300.000 euros diarios, según informó el Ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, quien ha pedido en numerosas ocasiones ayudas a la Unión Europea para afrontar el problema.

Los guardacostas libios que encontraron ayer los restos de una embarcación rudimentaria, en la que viajaban unos 300 inmigrantes africanos, prosiguen la búsqueda de supervivientes en las costas del país, informó hoy a Efe un agente de los servicios navales.

Según indicó el agente de las fuerzas marítimas, las operaciones de rescate prosiguen desde hace dos días en el lugar del naufragio.

No obstante, el funcionario remarcó las dificultades para sacar del agua a los cadáveres flotantes que se divisan desde las embarcaciones.

"Carecemos de buenos medios para lograr recuperar a todos los cadáveres; tampoco los países originarios dan cuenta de sus conciudadanos", aseguró el interlocutor.

Según esta fuente, los inmigrantes, de distintas nacionalidades africanas, intentaron contactar por teléfono a la Cruz Roja y al Ministerio de Salud, pero estos últimos no respondieron.

La embarcación se hundió hace dos días, frente a la costa de Garbuli, a 60 kilómetros al este de Trípoli, y, según las autoridades, tenía Italia como destino final de los inmigrantes.

El día del naufragio, la guardia costera consiguió rescatar a dieciséis personas con vida, mientras que el resto de los cerca de trescientos inmigrantes que iban en el barco permanecen desaparecidos.

Entre las personas rescatadas con vida hay una niña de un año de edad.

Hace tres meses, el ministro de Interior, Saleh Mazek, lanzó un llamamiento para que la Unión Europea (UE) prestase apoyo a Libia para hacer frente al fenómeno de la inmigración.

Los países norteafricanos, en especial Libia, cuyas autoridades han reconocido su incapacidad de controlar las fronteras, se han convertido en países de destino y de tránsito hacia las costas de Europa para miles de subsaharianos que buscan una vida mejor.